Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Qué elegir: un PH o un departamento

Los precios, las ventajas y las desventajas de cada una de estas tipologías que apuntan a un perfil de comprador bien diferenciado; por qué es importante mirar las áreas comunes en ambos casos

Sábado 02 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Foto: Archivo

A favor

PH: Se presentan como el paso intermedio para aquellos que buscan ganar algunos espacios propios y dejar de lado el pesado lastre de las expensas. "Los PH tiene una muy buena prensa, una suerte de mística porteña. Estos son muy buscados por sus espacios exteriores propios, que resultan factores importantes a la hora de adquirir esta propiedad; en muchos casos se buscan para futuras ampliaciones", dice Rubén Ghitti, titular de la firma inmobiliaria Ghiray. Este tipo de vivienda aporta mayor privacidad y un menor nivel de ruidos molestos. El PH tipo en la ciudad de Buenos Aires, tiene un promedio de tres o cuatro ambientes, con una superficie estimada de 100 m2. Para aquellos que tienen niños pequeños tener espacio para que puedan jugar es una opción imposible de contemplar en un departamento.

Departamento: "Entre las ventajas de los departamentos se destacan la seguridad, mucho más si estos cuentan con servicio de vigilancia las 24 horas, además otra característica por la que son muy buscados es que en el caso de tener algún problema tanto de humedad en las paredes como de caños corre por cuenta y orden del consorcio, a diferencia de los PH o casas que suelen estar a cargo del propietario", explica Claudio Melani de la Lepore Propiedades.

Y agrega: "Los departamentos ofrecen espacios más funcionales que facilitan el aprovechamiento de su superficie, por ejemplo para aquellas unidades pequeñas los nuevos proyectos ofrecen SUM, laundry y hasta quincho y pileta. En general estos son más económicos, a la hora de adquirirlos, que los PH".

Foto: LA NACION / Mauro Alfieri

En contra

PH: Su escasez los convirtió en un objeto de deseo tanto para compradores finales como para inversores -la mayoría arquitectos especializados en reformas-. Como la demanda supera a la oferta, el impacto recayó en los precios elevándolos por encima de los departamentos. Otro tema son las cañerías y las filtraciones tanto en paredes como en techos -los cuales pueden provenir de un mal estado de la membrana aislante-. La oscuridad de este tipo de viviendas suele ser uno de los puntos débiles, mucho más si tienen orientación sur.

Departamento: Aquellos departamentos que están ubicados al lado del ascensor sufren del sonido del motor por el uso de este servicio común, que se intensifica durante las horas pico. Si tiene mascota debe buscar edificios apto animales, dado que en algunos casos no aceptan animales.

Otro de los inconvenientes suelen ser los propietarios morosos los cuales en muchos casos por falta de pago dificultan al consorcio contar con un fondo común que le permita hacer frente a imprevistos.

Chek-list

PH: En lo posible no adquirir PH con patios cerrados, dado que en la mayoría de los casos ventilan a él los cuartos y al cortar la circulación de aire las paredes de las habitaciones suelen comenzar a generar humedad. Reparar en la división catastral de la unidad funcional que se está por adquirir. Si no está subdividida del resto, a la hora de una posible venta, deberá contar con el apoyo de los demás vecinos. Mire el estado de conservación de las zonas comunes: suele hablar del perfil de los vecinos que le tocarán en suerte. El valor del m2 usado reformado parte desde los US$ 2200.

Departamento: Antes de comprar un departamento una de las recomendaciones a tener en cuenta es hacer una pequeña recorrida por el edificio, que le permita ver el estado de las zonas comunes, las cuales determinarán el nivel de mantenimiento del inmueble y hasta la capacidad de recaudación del consorcio. Otro punto fundamental es consultar no sólo el valor de las expensas comunes sino también la asiduidad y el costo de las extraordinarias. El valor del m2 usado de esta tipología oscila, por ejemplo en Caballito, entre los US$ 2000 y US$ 2200.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas