Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La Triple Corona, en las gateras: cuando la ilusión se siente irrepetible

Las potrancas, a las 16.35, y los potrillos, a las 17.45, corren la primera gema, en el hipódromo de Palermo; antes, a las 15.30, el GP Gral. San Martín tiene una yapa: el torneo Oro Verde

Sábado 02 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Grito de Amor cambia el césped por la arena
Grito de Amor cambia el césped por la arena. Foto: Archivo / Carlos Lares

Hay algo mágico que rodea el comienzo de la Triple Corona, en Palermo. Para los potrillos y las potrancas que correrán hoy las Pollas en cada una de sus versiones se trata de una oportunidad irrepetible. Cada generación tiene una posibilidad y entre varios miles de caballos que nacen anualmente, apenas un puñado llega a las gateras de esas carreras. Esa condición reglamentaria no alcanza a los profesionales ni a los propietarios, que podrían tener revancha doce meses después, pero ellos igualmente viven la llegada de la prueba como si existiera la misma restricción. Toda la ilusión está depositada para esta tarde.

Y ahí está en vidriera la Polla de Potrillos, con una lista que se redujo a catorce postulantes (Moriarty no estará) y un grupo de jockeys que van desde el uruguayo Pablo Falero, que a los 50 años buscará su quinto éxito en esta instancia en el país, esta vez con un ejemplar (Pure Quality) que no aparece entre los candidatos, hasta Fabricio Barroso y Luciano Cabrera, quienes correrán por primera vez este gran premio, con muy buenas posibilidades.

Fabricio montará a Puerto Real, con el que ya obtuvo dos clásicos en San Isidro. El jinete tenía sólo 3 años cuando Roberto Bullrich, el entrenador del caballo, inició (y luego completó) el camino célebre de la Triple Corona en 1996, con Refinado Tom, el último héroe. El chico de 24 años y el preparador de 61 ya forman una sociedad hace tiempo. A Cabrera le respetaron la silla de The Great Day, con el que fue segundo el mes pasado, al hocico. "El potrillo metió una mano en un pozo faltando unos metros y creí que nos caíamos; por eso perdió", sostiene.

Su verdugo fue Juan Noriega, con Amiguito Ciro, que ganó sus dos carreras. El cordobés intenta desde 2000 volver a festejar en esta cita. Como entonces, con City West, Roberto Pellegatta es el cuidador que confía en él. En rigor, Pelle siempre lo ha hecho desde que Chupino desembarcó en Buenos Aires en 1991. Para Carlos Monayer, propietario y criador del invicto, el tren vuelve a pasar por su estación. En 2008 levantó la copa con Mi Amiguito y tener la chance de repetir aquella escena no tiene precio. Lo mismo sucede con el stud Santa Elena, que pone en la cancha a Crackspeed y a Daniel Boone para intentar conseguir lo que Le Blues les dio en 2015.

Gerónimo García se apilará en Grito de Amor, con el que obtuvo sus únicos dos Grupo 1, el último por 13 cuerpos. Las tres veces que corrió una Polla fue con el patito feo de una yunta. Ahora le toca ser el jockey en el que confiaron los del stud Patero, de Gualeguay, un grupo de amigos que casi no duerme pensando en cada paso del potrillo, que incluyó viajar el martes pasado, hospedarlo en San Isidro y hacer un galope de reconocimiento en Palermo anteayer.

Giuliet Seattle, vendida, no correrá entre potrancas

La Polla de Potrancas perdió a su principal figura, Giuliet Seattle, que emigrará a Japón. A las 16.35, habrá ocho yeguas en la pista, incluida Positive Mind, la única que le pudo ganar. Antes, se hará el GP General San Martín (G 1-2400m, césped), en el que un éxito también puede valer un campeonato para Fiskardo (70 puntos), Ordak Dan (60), Hat Valiente (45) o El Gran Gitano (35), los cuatro que tienen chances de conquistar el Torneo Oro Verde.

El triunfo de Refinado Tom, el último triplecoronado

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas