Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Boca-River, superclásico: Julián Chicco, la revelación en el equipo del Mellizo

Aún en un duelo con carácter amistoso, el volante de 19 años se mostró firme en su primer superclásico y no desentonó en la mitad de la cancha

Sábado 02 de septiembre de 2017 • 18:47
SEGUIR
LA NACION
0
Chicco, de sólido rendimiento en el mediocampo
Chicco, de sólido rendimiento en el mediocampo. Foto: FotoBAIRES

Un superclásico amistoso en el medio de la competencia de las eliminatorias les sirvió a Guillermo Barros Schelotto y Marcelo Gallardo para evaluar cuestiones individuales y colectivas. El DT de Boca tuvo la oportunidad de evaluar los posibles recambios de un equipo titular bastante definido, con las inclusiones de Jara, Gotz, Cardona y Fabra (dentro del esquema 4-3-3) por Peruzzi, Tobio, Centurión y Silva, con respecto al último campeón local. Aquí, los nombres que tuvieron su chance de mostrarse en San Juan:

Guillermo Sara: no tuvo mucho trabajo porque River casi no generó situaciones y, cuando debió jugar con los pies, respondió.

Gino Peruzzi: todavía se lo nota falto de confianza, motivo por el cual perdió el puesto de lateral derecho con Jara. No pasó al ataque y defensivamente recibió las colaboraciones de Espinoza y Pablo Pérez cuando ingresó.

Fernando Evangelista: se quedó en el plantel tras el regreso de Silva a Portugal. Lateral izquierdo por vocación, le sacó rédito a su altura (1m83) para los rechazos defensivos. Ganó más de lo que perdió en los mano a mano y mostró intensidad para marcar. No se lo vio tan participativo en el ataque, aunque en el segundo tiempo se soltó más. Fue uno de los que aprovechó la chance que le dio Barros Schelotto.

Julian Chicco: de buenos movimientos y coberturas, no decayó luego de perder en el primer cruce con Pity Martínez, a los 30 segundos del partido. Estuvo firme y respondió bien desde lo táctico. Entre él y Gago hicieron que River no pueda generar superioridad numérica en la zona del medio campo. Recuperó varias pelotas a partir de sus buenas ubicaciones en el campo. Mostró presencia con su 1m81. Y no se complicó: no bien recuperó, se apoyó en corto con el compañero más cercano.

Leonardo Jara: El más polifuncional del campo de juego, junto con Ponzio. El ex Estudiantes volvió a jugar como interior derecho y mostró el despliegue habitual, aunque le faltó pisar más el área como volante. Tras la lesión de Espinoza (y el ingreso de Pablo Pérez) se adelantó como extremo y desde allí probó con un par de remates. Un tiro libre suyo se fue muy cerca del ángulo superior izquierdo de Lux. En el Boca ideal del Mellizo es el lateral derecho titular, aunque también puede rendir de doble cinco, hasta de defensor central.

Cristian Espinoza: hasta que se lesionó (contractura en el posterior izquierdo, a los 41 minutos del primer tiempo) había sido la carta ofensiva más peligrosa de Boca. Encarador y gambeteador, tuvo la chance de gol más clara antes del 1-0 con un remate tras un centro de Evangelista. Estuvo participativo "atacando al espacio" pases largos de Gago. Y hasta se hizo cargo de la ejecución de las pelotas paradas.

Junior Benítez: se lo vio incómodo como "falso 9", aunque terminó haciendo el gol del triunfo tras una corrida y un derechazo cruzado. Puede actuar eventualmente ahí, pero se siente mejor jugando por las bandas. Casi no entró en juego y, hasta la jugada del gol, había sido neutralizado por Maidana y Barboza. Pero le sacó una sonrisa a Guillermo, que tras el partido dijo con satisfacción: "Me gustó Junior en esa posición. Hacemos goleadores a los 9.", apuntó el DT en referencia al momento de Benedetto y cómo rinde también Walter Bou (ahora lesionado) cuando ingresa.

Agustín Bouzat: wing izquierdo que tuvo más participación en los retrocesos y los sacrificios defensivos que en los metros finales del ataque xeneize. Fue uno de los más castigados con infracciones millonarias, pero pese a eso nunca dejó de intentar.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas