Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Kim desafía al mundo con una bomba de hidrógeno más avanzada

El arma nuclear tiene "un gran poder destructivo", advirtióla agencia oficial KCNA; podría ser incorporada a un misil balístico intercontinental

Domingo 03 de septiembre de 2017
0

SEÚL.- En un nuevo desafío a la comunidad internacional, Corea del Norte desarrolló un arma nuclear más avanzada con un "gran poder destructivo", anunciaron hoy las autoridades de Pyongyang, informó la agencia oficial KCNA.

El líder norcoreano, junto a funcionarios, visitó una planta e inspeccionó una cabeza nuclear
El líder norcoreano, junto a funcionarios, visitó una planta e inspeccionó una cabeza nuclear. Foto: Reuters

"Corea del Norte puede producir las armas atómicas que desee", puntualizó el líder Kim Jong-un, que inspeccionó una cabeza nuclear compuesta de hidrógeno que puede ser montada en el nuevo misil intercontinental ICMB, agregó KCNA, citada por Bloomberg.

Según la agencia norcoreana, la nueva bomba H puede detonar a altitudes elevadas. KCNA publicó una foto que muestra a Kim en las instalaciones de una planta atómica de su país.

Una bomba de hidrógeno es un tipo de bomba nuclear, al igual que la bomba atómica.

Pero mientras la bomba atómica funciona por la división del núcleo, la de hidrógeno (o bomba termonuclear) lo hace por la fusión del núcleo.

Las bombas atómicas arrojadas en 1945 sobre las ciudades japonesas Hiroshima y Nagasaki produjeron una explosión de 5 y 20 kilotones de TNT, respectivamente. Una bomba de hidrógeno es mucho más potente. La primera, detonada en 1952 en Eniwetok, islas Marshall, también como un experimento del gobierno de Estados Unidos, tuvo una potencia de 10.000 kilotones.

En el caso del actual régimen norcoreano, siguen abiertos los interrogantes acerca de si Pyongyang realmente logró miniaturizar su armamento como para que pueda caber en un misil, y si posee una bomba H que funcione.

El presidente norteamericano, Donald Trump, lanzó serias advertencias contra el líder norcoreano por su programa nuclear.

En conversaciones con el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, Trump apostó anteayer por presionar a Pyongyang con vistas a reconducirla a las negociaciones para que abandone su plan armamentístico nuclear.

En una conversación telefónica, ambos mandatarios analizaron la crisis en la península de Corea tras el lanzamiento de un misil norcoreano que sobrevoló Japón y cayó en el Pacífico el martes pasado, algo que calificaron de "grave provocación" y de "nueva violación" de las resoluciones de la ONU.

"Moon y Trump reafirmaron su opinión de que es importante lograr que Corea del Norte vuelva a la mesa de negociaciones para resolver de forma pacífica el asunto nuclear", señaló la oficina presidencial surcoreana en un comunicado.

Para lograrlo, ambos países creen conveniente "aplicar una presión máxima sobre Pyongyang" a través de sanciones, según Seúl, después de que Trump afirmara el mismo día del último ensayo norcoreano que "hablar no es la solución". Además, advirtió que todas las opciones estaban "sobre la mesa".

Agencias Reuters y DPA

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas