Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El voleibol tiene su lugar en Italia y Bulgaria 2018: rumbo al Mundial de la madurez

El seleccionado argentino, dirigido por Julio Velasco, superó por 3-0 a Venezuela y jugará la cita máxima del año próximo; nombres y puestos

Domingo 03 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Luego de lograr el pase a la máxima cita, empezará el momento de la planificación, para llegar en el punto exacto
Luego de lograr el pase a la máxima cita, empezará el momento de la planificación, para llegar en el punto exacto. Foto: FeVA

El seleccionado argentino masculino de vóleibol, que conduce Julio Velasco, le ganó a Venezuela por 3 a 0, se consagró campeón del triangular Premundial de Jujuy y Salta y logró la única plaza sudamericana en juego para el Mundial de Italia y Bulgaria 2018. El equipo albiceleste se impuso con parciales de 25-19, 25-16 y 25-12, en el Polideportivo Delmi de Salta, con trece puntos del opuesto Santiago Darraidou, el veterano del plantel, que disputó el Mundial de Argentina en 2002.

Luego de la victoria, la generación de los pibes del voleibol estará en la máxima cita, que será la prueba para la gran mayoría de un plantel que, liderado por Julio Velasco, buscará cumplir con el sueño de romper las barreras y subirse a un podio.

Con el antecedente aún fresco de la ajustada derrota ante Brasil en los cuartos de final de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, el equipo argentino buscará plantearle pelea a las grandes potencias y emular el histórico y nostálgico antecedente del bronce como local en el Mundial de 1982.

Las victorias ante Chile (3-1), el miércoles en Palpalá, y ante Venezuela (3-0), ayer en Salta, confirmaron el pase a la duodécima participación de la selección argentina en un Mundial, y la undécima consecutiva desde 1978. Para este nuevo compromiso, que se disputará del 10 al 30 de septiembre en Italia y Bulgaria, la Argentina comenzará a planificar un año intenso que tendrá una nueva edición de la remozada Liga Mundial y el certamen ecuménico en la segunda parte del año.

Julio Velasco, meticuloso como pocos cuando se trata de diagramación y rutinas de trabajo, tiene pensado repetir el esquema de un plantel largo que comience a trabajar apenas finalicen las competencias tanto en las principales ligas del mundo como en el revalorizado certamen doméstico.

Antes del desafío mundialista, la Argentina tiene su lugar garantizado entre los 16 equipos que disputarán la Liga Mundial, ahora con 15 partidos en cinco weekends. La definición del certamen establece la clasificación de los cinco mejores y el anfitrión del "Final Six", ya una marca registrada para este deporte a nivel mundial.

"No hay que dormirse en los laureles. La receta es siempre trabajar más y tener ambición de mejorar. Los talentosos, sólo con su cuota de talento sin sacrificio, no consiguen trascender y lograr los grandes objetivos", fue una de las frases que eligió Velasco el lunes pasado, cuando tomó la palabra en el agasajo en el Club de Amigos a los campeones mundiales Sub 23, que lograron la histórica consagración en Egipto la semana pasada.

En busca del plantel mundialista ideal y buscando aprovechar el punto de madurez de los grandes referentes del equipo, que tendrán entre 28 y 30 años para el campeonato mundial, la receta de Velasco es profundizar la inclusión de jóvenes valores que se potencien para la cita de Italia y Bulgaria.

Luciano De Cecco, Maximiliano Cavanna y Demián González -con la incógnita de lo que podrá suceder con Nicolás Uriarte, luego de un año de ausencia-, serán las alternativas en el armado; además, podría sumar al campeón mundial Sub 23, Matías Sánchez.

En el rol de opuesto, una posición históricamente difícil de encontrar en la Argentina, la apuesta es la experiencia de Santiago Darraidou y la posibilidad de incluir a Germán Johansen.

Entre los centrales, las tres apuestas de siempre serán Pablo Crer, Sebastián Solé y Martín Ramos, y entre los puntas, se sellará la vuelta de Facundo Conte, que se suma a Cristian Poglajen, Nicolás Bruno y Bruno Lima, la mejor aparición de los últimos dos años. El líbero será Alexis González, en su última temporada.

Una dura temporada

La selección argentina cerró un año que incluyó el décimo puesto en la Liga Mundial (tres triunfos y seis derrotas), pero con la alegría de volver a vencer a Brasil luego de 17 años; el título en la Copa Panamericana disputada en Canadá; el deslucido tercer puesto en el Sudamericano de Santiago de Chile y la victoria en el Premundial de Salta y Jujuy para asegurar la participación en el Mundial de Italia-Bulgaria 2018. Aquí, con el valor de la experiencia de Santiago Darraidou, de 38 años. "Pudo haber sido mi último partido en la selección y lo traté de disfrutar. Aprendí en estos 15 años que a la selección nunca hay que decirle que no. Si te llaman, tenés que estar", dijo.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas