Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Revelan audios de Mariano Martínez Rojas amenazando y extorsionando a empresarios

El empresario, que está refugiado en Estados Unidos, apuntó contra una de las personas que lo llevó a la Justicia: "Conmigo tenés que tener pelotas, no te confundas"

Domingo 03 de septiembre de 2017 • 18:12
0
El ex dueño de Tiempo Argentino, Juan Mariano Martínez Rojas
El ex dueño de Tiempo Argentino, Juan Mariano Martínez Rojas. Foto: Archivo

"Acordate que sé dónde vivís, qué hacés, adónde vas y adónde venís". Quien lo dice es el empresario Mariano Martínez Rojas que está refugiado en Estados Unidos y tiene múltiples causas por extorsión y amenazas en su contra. Hoy, La Cornisa reveló audios en los que se lo escucha amenazando y extorsionando a empresarios que, en muchos casos, lo han llevado a la Justicia.

Una de las causas, cuya carátula es por extorsión y amenazas, tiene como damnificado a Clemente Zavaleta, el marido de una de las trillizas de oro, María Emilia. Se tramita en el Juzgado de instrucción 15 a cargo de la Dra. Karina Zuconi con intervención de la Fiscalía n°4. Hace unos días el matrimonio de Zavaleta y María Emilia sufrió un violento robo en su hogar y sospechan que se trata de otro apriete de Martínez Rojas.

Mariano Cúneo Libarona, el abogado de Zavaleta, dijo a La Cornisa: "La relación entre Martínez Rojas y Zavaleta (dueño del equipo de polo La Alegría) comenzó a través de la compra de un caballo, pero luego comenzó a extorsionarlo para sacarle dinero. Le mandó matones a la casa. Hay audios en la causa con la voz de Martínez Rojas concretando estas amenazas."

Un caso similar ocurre con los dueños de la Joyería Homero de Patio Bullrich. Se trata de Lucía Adams y Juan Ignacio Pereyra. Martínez Rojas se acercó a la joyería y compró un exótico Rolex Daytona de oro rosa. A los pocos días, regresó para adquirir un nuevo reloj y, en esa oportunidad, encaró al empleado con menos experiencia del local y lo engañó con otros dos cheques. Esta vez, falsos. Desde ese momento, empezó a amenazar y a extorsionar a Pereyra a quien le reclamaba más joyas.

De hecho, en uno de los audios que se filtraron, Martínez Rojas se dirigió a Pereyra y disparó: "Che, Juani. yo te quiero comentar una cosita porque parece que no estamos muy claros todavía. Si me vas a poner ladrón, por lo menos tenés que tener las pelotas para venir y decírmelo en la jeta. Y aguantarte lo que te venga después, ¿ok? Cuando quieras decime y si no podés venir te busco, ¿está? Y si no sentate a charlar como una persona, que te dije 20 veces que te sientes a charlar... Y no atrás de una mujer, como hacés siempre estando atrás de tu mujer. ¿Escuchaste? Conmigo tenés que tener pelotas. No te confundas. Estás totalmente equivocado. Acordate que sé dónde vivís, qué hacés, adónde vas, adónde venís. ¿ok?"

En el programa de Luis Majul, también, presentaron otro audio con la voz de Martínez Rojas. Aquí se lo escucha amenazando e insultando a un empresario que próximamente le iniciará acciones legales: "Pedazo de hijo de p. Tengo a la barra de Boca que quiere cobrar. Tengo a Sebastián al lado mío que me está por comer el hígado. Aparecé o van a ir a buscarte a tu casa. Andá a buscar al judío de mier. ese que le voy a sacar la plata por el or. y después me lo voy a cog."

En su Corrientes natal, Martínez Rojas tiene dos causas por estafas que le iniciaron dos vendedores de autos de alta gama, Ricardo Sodo Toranzo y Pedro Kaenel. Según La Cornisa, a este último lo estafó en la compra de un BMW M6, dado que Martínez Rojas le pagó con 24 cheques pero Kaenel solo pudo cobrar tres. Los cheques fueron librados por la empresa Grupo Norte, una SRL que Martínez Rojas conformó con su padre, su mujer y su hermano. La empresa fue vendida a este último, quien al ser discapacitado, no pudo responsabilizarse por los cheques.

Se calcula que en Corrientes al menos veinte personas de alto poder adquisitivo cayeron en las redes de Martínez Rojas. Por otro lado, en Buenos Aires, además de las causas mencionadas, suma demandas por no pagar los alquileres y expensas de la oficina 230 del Museo Renault y de un departamento en las Torres Gelly.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas