Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El drama de los rohingyas: al menos 400 muertos

La represión de la minoría musulmana alcanza ya dimensiones de catástrofe humanitaria

Lunes 04 de septiembre de 2017
0

RANGÚN.- El drama de los rohingyas, la minoría musulmana de Myanmar, un país mayormente budista, cobró dimensión de catástrofe humanitaria en los últimos días, con más de 400 muertos y unas 73.000 personas que tuvieron que huir en barco o a pie a Bangladesh, debido a la violencia desatada por las fuerzas del gobierno birmano, denunció la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

Tanto el gobierno de Myanmar (ex Birmania) como los rohingyas se acusan mutuamente de incendiar aldeas y cometer atrocidades contra civiles. "Casi 60.000 rohingyas llegaron a Bangladesh desde que estalló la violencia, el 25 de agosto", informó Vivian Tan, vocera de la Acnur. La ONU expresó ayer su "profunda preocupación" por los informes sobre la violencia perpetrada por las fuerzas de seguridad de Myanmar y pidió calma para resolver la "catástrofe humanitaria".

Los refugiados que habían llegado a la aldea pesquera de Shah Porir Dwip denunciaron estallidos de bombas en sus barrios y afirmaron que hubo muchos rohingyas que fueron quemados vivos.

"Huimos a Bangladesh para salvarnos", dijo un hombre que sólo dio su nombre de pila, Karim. "Los militares y los extremistas de Rakhine nos están quemando, nos matan. Incendiaron nuestra aldea", denunció. Karim contó que pagó el equivalente a unos 150 dólares para que su familia ingresara ilegalmente a Bangladesh en un barco de madera después de que los soldados mataron a unos 110 rohingyas en su pueblo, Kunnapara, cerca de la ciudad costera de Maungdaw.

La histórica animosidad de los birmanos budistas hacia los rohingyas, una etnia islámica milenaria en esa zona con rasgos físicos diferentes, tez oscura y sin ojos rasgados, tiene en primer lugar un componente religioso. De hecho, los rohingyas no están reconocidos entre las 135 etnias que componen legalmente el país.

Según imágenes de satélite analizadas por la organización Human Rights Watch, cientos de viviendas fueron destruidas en por lo menos 17 sitios en todo el estado de Rakhine desde el 25 de agosto, incluidas unas 700 estructuras que parecían haber sido quemadas sólo en el pueblo de Chein Khar Li.

La violencia se desencadenó diez días atrás por la rebelión del Arakan Rohingya Salvation Army (ARSA) contra unas 30 comisarías. Pero el ejército lanzó luego una indiscriminada represión contra los rohingyas en esta región pobre y remota. El comisionado adjunto en la ciudad bangladesí de Cox's Bazar, Ali Hossain, dijo que Bangladesh lucha para hacer frente a la crisis humanitaria.

Agencias AP y DPA

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas