Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Super TC2000: Ardusso festeja de noche y también de día

El parejense, con Renault Fluence, repitió la victoria en la doble fecha que el Super TC2000 realizó el fin de semana en el circuito callejero de Santa Fe; Leonel Pernia y Bernardo Llaver completaron el podio

Domingo 03 de septiembre de 2017 • 20:54
SEGUIR
LA NACION
0
Ardusso festejó en Santa Fe
Ardusso festejó en Santa Fe. Foto: Super TC2000

De noche, pero también de día. La doble fecha del Super TC2000, en el circuito callejero de Santa Fe, tuvo un único dueño. De punta a punta, en la tradicional carrera nocturna que realiza la categoría los sábados; hoy al mediodía, con el guiño cómplice del destino: los abandonos del campeón Agustín Canapino (Chevrolet Cruze) y de Matías Rossi (Toyota Corolla) le sirvieron la victoria a Facundo Ardusso (Renautl Fluence), el piloto de mejores rendimientos en el automovilismo nacional en la actualidad y que ejecutó la tarea para afirmarse en lo más alto del campeonato, con una ventaja de 19 puntos sobre Mariano Werner (Peugeot 408). Un triunfo que debería elevar definitivamente al parejense como la espada más importante de la estructura de Marcelo Ambrogio, por encima de Leonel Pernía, que hoy cumplió el papel de escolta, un rol que se definió el sábado, antes de la largada y que expuso el inconformismo del tandilense. El podio lo completó Bernardo Llaver (Chevrolet Cruze).

La rivalidad deportiva entre Canapino y Rossi encendía las expectativas del público, también las de Ardusso, que en la clasificación enseñó que no tenía el medio mecánico contundente del sábado por la noche. Los pilotos que lo escoltaron en la competencia nocturna en el podio sostuvieron una batalla en el comienzo, pelea que se decantó a favor del arrecifeño en la largada, aunque Rossi volvió a la carga y con una maniobra ajustada, roce incluido, sorprendió y saltó a la cima en el giro 5. Fue escaso el tiempo que tuvo para disfrutar la posición de privilegio: problemas en los frenos en el Toyota Corolla lo dejó sin oportunidad de ser protagonista. Se cumplían 9 vueltas sobre las 24 pactadas y ese inconveniente mecánico lo capitalizó Canapino para retomar el control de la carrera, y Ardusso para engrosar la cosecha de puntos y agazaparse, ante cualquier eventualidad.

La estrategia y la suerte se aliaron, los planetas se alinearon para Ardusso durante el fin de semana. El relanzamiento en el giro 19, tras el ingreso del Auto de Seguridad por el abandono de José Manuel Urcera (Fiat Linea), ofreció el último golpe de escena: Canapino sufrió la rotura de la suspensión y el equipo Chevrolet se llenó de frustración, porque el actual bicampeón del Super TC2000 controlaba los tiempos. Una desilusión que podría ser menos doloroso si hubieran prosperado los reclamos de algunos directores de equipos, entre ellos Citröen, que le cuestionaron, en la noche del sábado, salir a la pista 16 segundos más tarde del tiempo límite.

Las desaventuras de Canapino y de Rossi lo encontraron a Ardusso en el momento justo en el lugar adecuado. Completó un fin de semana perfecto, con dos éxitos, y llegará a los 200 Kilómetros de Buenos Aires, dentro de cuatro semanas, como dominador del campeonato. Son tiempos de recoger los frutos para el parejense, que el próximo fin de semana, en Concordia, intentará la primera victoria del año en el Turismo Carretera, categoría que lo enseña como líder del certamen y que lo tendrá entre los 12 pilotos que disputarán la Copa de Oro, ese mini torneo que consagra al campeón.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas