Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Bienalsur en Rosario, una galería de arte contemporáneo a cielo abierto

Hubo atractivas intervenciones urbanas y una fuerte presencia de artistas brasileños; pasado mañana, en Buenos Aires

Lunes 04 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
La isntalación de Sequier en Parque España
La isntalación de Sequier en Parque España. Foto: Marcelo Manera

ROSARIO.- A la Bienalsur rosarina no le faltó nada. El sábado a la tarde, en varios espacios públicos, se inauguraron obras de artistas sudamericanos durante una tarde primaveral, con los lapachos ya en flor y una multitud que disfrutaba, atenta, de las intrigantes ceremonias de los embajadores de la primera bienal de arte contemporáneo de América del Sur. Caso ejemplar de cooperación cultural, la alianza entre Rosario y Bienalsur dejará sus huellas.

El primer paso del encuentro, que se desarrollará hasta fin de año en 32 ciudades del mundo, se dio en el Museo de la Memoria de esta ciudad, en el edificio del antiguo Comando del II Cuerpo del Ejército. En la fachada del museo, la artista brasileña Regina Silveira reprodujo palmas de manos de trabajadores rosarinos a gran escala. Silveira intervendrá de manera similar la "piel" de otros emblemáticos edificios públicos del país, como el Parque de la Memoria y el Centro Cultural Recoleta, en la ciudad de Buenos Aires, y el Museo Provincial de Bellas Artes Franklin Rawson, en San Juan.

En el Museo de la Memoria, donde se exhiben obras de Graciela Sacco, Daniel García y Norberto Puzzolo (un conmovedor puzzle de fotos de hijos de desaparecidos que se complementa con otro de nietos recuperados), aún latía el reclamo por la desaparición de un ciudadano argentino en Chubut, hace más de un mes. En la bienvenida a los representantes de Bienalsur, Viviana Nardoni, directora del museo, se hizo eco de la pregunta que en estos días desvela a los argentinos: "¿Dónde está Santiago Maldonado?".

En la obra de Silveira se revelaba un carácter augural. El arte de todas las épocas admite lecturas en diversos contextos y Bienalsur es una plataforma en la que los contextos se multiplican. En el museo se proyecta una videoinstalación de Silveira, Limiar (Umbral), con palabras de distintos idiomas y un mismo significado: "Luz".

Otra obra de un brasileño encontró su espacio a la orilla del Paraná. El proyecto PETS, de Eduardo Srur, consiste en diseñar gigantescas botellas de plástico que acopla sobre balsas. En el balneario de La Florida, la obra del artista paulista se hará visible desde distintas zonas de la ciudad. El sábado, llegará a Buenos Aires para presentar su obra ecológica en La Boca y Puerto Madero.

Siguieron varias inauguraciones de obras de artistas argentinos en la concurrida costanera rosarina. Marcolina Dipierro, Eduardo Basualdo y Pablo Siquier habían presentado proyectos que, con algunos ajustes, se hicieron realidad. Las tres instalaciones se activaron en el paseo público a pocos pasos del Monumento a la Bandera.

"¿Son políticos?", se preguntó una paseante mientras Aníbal Jozami y Diana Wechsler, directores de Bienalsur, eran seguidos de cerca por camarógrafos, fotógrafos y un dron frente a la explanada del Centro de Expresiones Contemporáneas, donde se exhibe la escultura de Dipierro, quien realizó una obra de acero inoxidable que se asemeja a un arado disfuncional, situada de cara al Paraná. Anteayer, los chicos se apropiaron de la escultura. Algunos la utilizaron para gambetear, otros para hacer acrobacias y algunos, más contemplativos, para ver caer la tarde. La artista, que acaba de inaugurar una muestra en la galería porteña Miranda Bosch, contó que el viernes habían debido reponer algunas piezas; por ese motivo, es probable que la obra se mude a un espacio más protegido.

Eduardo Basualdo avanza con trabajos que entrecruzan regímenes visuales con otros semánticos y sociales. Dos rejas de seis por cuatro metros convierten el símbolo por antonomasia del encierro en una metáfora del juego comunitario. Un detalle sugestivo de esa obra es que el ancho de los barrotes (donde se lee el pronombre "nosotros") permite que las personas atraviesen las rejas. La instalación interactiva se mudará próximamente a un barrio del sur de esta ciudad, cuando se inaugure el Museo del Deporte en el Parque Islas Malvinas.

A la obra más imponente de Bienalsur que quedará para Rosario se la puede pisotear; incluso, se puede correr y patinar sobre ella. El gran mural de Pablo Siquier, de 30 por 110 metros, pintado con pintura de alta resistencia, cobra relieve si se suben los innumerables escalones del edificio del Centro Cultural Parque de España. Desde arriba, se observan las formas blancas y negras, similares a letras de un alfabeto aún desconocido, que el artista pintó con ayuda de asistentes locales.

Al borde de la ley

A la última estación del recorrido asistió Mónica Fein, intendenta de la ciudad. "Rosario merecía estar en Bienalsur", dijo, y destacó que es una idea gestada en una universidad pública, la Universidad Nacional de Tres de Febrero.

En el interior del CCPE se exhibe la muestra Dura Lex Sed Lex ("la ley es dura, pero es la ley"), con curaduría de los brasileños Raphael Fonseca y Juliana Gontijo. Ambos reunieron un conjunto tan exhaustivo como entretenido de experimentos de latinoamericanos que forzaron los límites de la legalidad mediante los instrumentos del arte.

En 1969, la rosarina Graciela Carnevale dejó encerrados a unos visitantes en una galería de arte y filmó sus reacciones. De Rodrigo Etem, presente en la inauguración, se eligieron tres tutoriales de Internet en los que diversas manifestaciones de protesta se cruzan con la historia del arte argentino. En un video, el artista mendocino utiliza una caja de jugos Cepita (inmortalizada por Marcelo Pombo en los años 90) para crear una máscara antigases lacrimógenos. Billetes de cero dólar pergeñados por Cildo Meireles, DVD de videoarte pirata (tres por 50 pesos) vendidos por el colectivo carioca Filé de Peixe y el registro de las intervenciones clandestinas de Luciana Lamothe en comercios porteños integran una muestra de primer nivel.

Las próximas etapas de Bienalsur son en San Pablo (hoy) y Sorocaba (mañana), y nuevamente en Buenos Aires, el miércoles 6, en la embajada de Brasil, y el viernes 8, con una fiesta gratuita en la plaza Intendente Alvear, más conocida como plaza Francia, a las 18.30.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas