Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Noah, el chico británico de tres años al que EuroDisney le negó ser princesa

El parque de atracciones le pidió disculpas a la madre y abrió la actividad a todos los nenes de entre 3 y 12 años

Lunes 04 de septiembre de 2017 • 12:39
Noah, brincando en la cama de sus padres vestido con su traje favorito, el de princesa Elsa.
Noah, brincando en la cama de sus padres vestido con su traje favorito, el de princesa Elsa..

A Noah, un chico británico de tres años, le negaron vivir la experiencia de Princesa por un día que ofrece el parque de atracciones Disneyland París al ser considerada una actividad "solo para niñas".

El parque se vio obligado a pedir perdón a la madre del chico, Hayley Mclean, luego de que ella contara el martes en su blog, Sparkes and Strechmarks, cómo habían pinchado el sueño de su hijo. Ella quería darle una sorpresa a Noah un poco antes de Navidad ya que como miles de otros chicos, es un apasionado de la princesa Elsa, protagonista de la película Frozen, y cuyo traje lo lleva puesto "a todas horas, todos los días", incluso para dormir.

"Decidí ofrecerle 'Princesa por un día" un poco antes de Navidades. Sabía que nada le gustaría más que llevar un vestido bonito, maquillarse como mamá y ser fotografiado como una de sus queridas princesas Disney", contó la madre, en declaraciones difundidas por el diario Le Parisien.

Los hechos en cadena

El empleado en cuestión contestó a su reserva con un no porque no estaba disponible para niños. Mclean publicó ese mensaje en su blog y luego se viralizó en Facebook. "¿No se le permite experimentar las mismas experiencias que las niñas que vienen al parque simplemente porque él es "un niño"?", se preguntaba la madre en el post. El parque se disculpó con la madre, que ella cuenta en una segunda entrada de su blog y ahora la experiencia está abierta a todos los niños de entre tres y doce años.

"Nos pusimos en contacto con la familia para disculparnos por haberle dado una información incorrecta", confirmó este viernes una portavoz del parque a EFE. Se trató, añade, de un error humano por parte de uno de sus empleados, y la empresa ya ha mandado un mensaje a todos sus trabajadores para recordarles que no hagan distinciones de sexo.

Le Parisien añade que, además de disculparse, la empresa ha corregido la descripción de la actividad, que anima ahora a "realizar el sueño de cualquier niño, con un maquillaje y un peinado de verdadera princesa. Una metamorfosis de cuento de hadas, que guardará en su memoria para siempre".

Es creciente el número de padres que intentan educar a los menores al margen de los estereotipos y en este contexto ha surgido el fenómeno de vestir a los niños de princesas, que también comparten los personajes públicos. Empezó la cantante Adele en 2016 al poner a su hijo Angelo, de tres años, un disfraz de la princesa Elsa. Le siguió Jackson, el hijo de cuatro años de la actriz Charlize Theron y Noah, el niño de la también actriz Megan Fox.

Te puede interesar