Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
CONTENT LAB PARA Colliers International

Locales comerciales: un mercado sano para invertir

Puerto Madero, el corredor de la avenida Caseros en el Distrito tecnológico y el norte de la Ciudad de Buenos Aires sobre avenida Libertador crecen al ritmo de crecimiento de los desarrollos de proyectos residenciales y oficinas premium

Jueves 14 de septiembre de 2017 • 14:31

cerrar

Después de años de recesión, los indicadores que muestran un incipiente incremento del consumo se reflejan en el mercado de los locales comerciales, tanto a la calle como en el desarrollo de shopping centers.

"La Argentina es un mercado diferente y esto no está relacionado con la coyuntura económica sino con una realidad que no se modificó: los locales a cielo abierto superan ampliamente a los que están dentro de centros comerciales cerrados", afirma Marcelo Zuliani, gerente comercial de Colliers International, consultora inmobiliaria corporativa. "A diferencia de otros países de América latina e incluso en Estados Unidos, el mercado comercial en Argentina se caracteriza por la presencia de fuertes corredores a cielo abierto". En nuestro país, más del 75% de la venta minorista se efectúa a la calle. En Brasil, esta venta es del 55% y en Estados Unidos el porcentaje es menor al 45%", compara Zuliani.

En cada ciudad importante de Argentina se encuentran corredores comerciales que en gran parte están concentrados en apenas 4 o 5 cuadras. La Ciudad de Buenos Aires es un ejemplo fiel de esto. Tanto en los corredores comerciales secundarios como en los más importantes (como los de la calle Florida; Acoyte y Rivadavia o Santa Fe y Callao) las estadísticas varían, pero hay un denominador común en cuanto a la adquisición: "claramente, hoy la demanda supera a la oferta. Hay pocas transacciones en un mercado estático donde el que vende quiere obtener un plus del valor mercado por su activo y el que compra no está dispuesto a convalidar un mayor valor. Sin embargo, percibimos un mercado más activo en el interior del país", detalla Zuliani.

Durante el primer semestre de 2017, la superficie disponible de locales en los principales corredores comerciales de la Ciudad de Buenos Aires disminuyó 9,41% respecto del semestre anterior. Esta caída se explica, principalmente, por la fuerte rotación de comercios en dichas zonas que fue del 7,6%; 1,8 p.p. por encima de la registrada durante el período anterior. Santa Fe y Pueyrredón" (14,5%) y Peatonal Florida (9,6%) fueron las zonas que experimentaron el mayor índice de rotación, aunque el aumento se sintió en todos los corredores, según datos surgen del informe realizado Colliers International, en el que se analiza el comportamiento del mercado inmobiliario de Retail a lo largo de los primeros seis meses del año.

"En el contexto actual de la Argentina, con el proceso electoral, bajo nivel en las ventas y alternativas de inversiones extremadamente atractivas (Lebacs y bonos), los fondos disponibles producto del sinceramiento fiscal, no están entrando en el mercado de real estate comercial todavía. Los inversores hoy, de posición muy conservadora; analizan en detalle cada proyecto a la hora de optar por activos inmobiliarios. Pero ya se ve un repunte, por lo que es clave detectar nuevas zonas y espacios comerciales", agrega Zuliani.

Hay un enorme potencial en Argentina para el desarrollo de otro jugador clave del mercado: los centros comerciales o shoppings centers. "Solo debemos prestar atención a un indicador: la cantidad de metros cuadrados de ABL por cada 100 habitantes. Comparándonos con la región, Estados Unidos está hoy en 219; Chile, el país líder del cono sur en centro comerciales, tiene 19,7 y Argentina solo 4,8", ejemplifica Zuliani. "Todos los indicadores que vimos anteriormente, como baja vacancia, valores locativos estables o en leve alza, precio de venta moderado y tasa de retorno baja nos muestran un mercado sano y atractivo para invertir. A esto deberíamos sumarle que hay 43 marcas internacionales -desde el Fast Fashion, Premiun hasta el Luxury Retail- que están operando en Latinoamérica, más específicamente en países limítrofes y que todavía no están en Argentina", enumera.

La expectativa positiva va a depender fundamentalmente del incremento del consumo. "Como es sabido algunos sectores de la economía están empezando a crecer. Si esto se consolidara en el futuro, vemos grandes oportunidades en el mercado comercial. En este contexto, a mayor demanda suben los valores locativos, aumenta la tasa de retorno, en conclusión, mejora el valor del activo. Si esto se produce, estaremos en presencia de interesantes oportunidades de inversión con potencial de obtener en el mediano y largo plazo un plus en valor y mejores retornos", concluye Zuliani.

Te puede interesar