Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Quiénes, cuándo y cómo deben recategorizarse en el monotributo

[Video] Desde este mes comienzan a regir los plazos para cambiar o ratificar la categoría; hasta fin de año, la totalidad de los contribuyentes deberán cumplir con un trámite

Lunes 04 de septiembre de 2017 • 18:04
0

cerrar

Con el inicio de este mes de septiembre comenzaron a correr los plazos para el cambio o la confirmación de categoría dentro del esquema del monotributo.

Entre el viernes 1° y miércoles 20 de este mes deberán hacer el trámite de recategorización (modificación de categoría) todos los pequeños contribuyentes a quienes les corresponda, más allá de cuál sea hoy su ubicación en la tabla.

Esa modificación se les exige a todos los monotributistas que en los últimos doce meses (entre septiembre de 2016 y agosto de 2017) hayan facturado un monto tal que ya no les corresponda estar en la categoría en la que se habían inscripto originalmente o bien a la que habían llegado por un trámite de recategorización anterior. Además, si la actividad económica se realiza en un local, deberán observarse otros tres parámetros: el consumo de energía eléctrica y el monto de alquileres devengados en el último año, y la superficie asignada (medida en metros cuadrados).

Quienes, tras revisar y evaluar sus números, sepan que no deben cambiar de categoría, deberán entonces ratificar su ubicación en la tabla. ¿Cuándo? Para quienes están en las categorías de la F a la K habrá tiempo hasta el 20 de este mes; para las letras D y E el trámite será exigible entre el 1° y el 20 de octubre. Por su parte, la confirmación de datos deberá hacerse entre el 1° y el 20 de noviembre si se está en las categorías B y C y, finalmente, para los ubicados en la letra A la obligación será entre el 1° y el 20 de diciembre.

El trámite debe hacerse ingresando con clave fiscal en www.monotributo.afip.gob.ar y cliqueando en la opción Mi Categoría. Allí, el organismo muestra datos del contribuyente, como la suma de aportes pagados dentro de régimen del monotributo, el monto de facturación acumulado (si la emisión de comprobantes se hace en forma electrónica) y la suma de gastos hechos con tarjetas de crédito y débito.

La información de estos gastos es uno de los insumos que usará la AFIP, en el caso de quienes son monotributistas "puros" (es decir, no tienen otros ingresos declarados) para cruzar datos y verificar que no haya inconsistencias con los ingresos declarados. Desde este año, el organismo recategorizará de oficio cuando entienda que los montos de gastos o de transferencias bancarias registradas no se condicen con los niveles de facturación informados por el contribuyente.

A partir de esa visualización de datos en pantalla, el contribuyente deberá indicar si va a confirmar o a cambiar su categoría. Si la opción es la segunda, luego se le pedirá el ingreso de los datos correspondientes a su último año (de la facturación y de los otros parámetros, de corresponder). Al confirmar los nuevos datos, el sistema informará cuál es la nueva categoría y permitir imprimir una credencial para el pago.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas