Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Siete rostros de Noomi Rapace para una distopía cruel

What Happened to Monday?, telefilm original de Netflix, está ambientada en un mundo con rígidas reglas destinadas a combatir la superpoblación; la actriz sueca, conocida por Alien y por haber sido la Lisbeth Salander original, interpreta a siete hermanas

Martes 05 de septiembre de 2017
0
Noomi Rapace, como siete hermanas distintas
Noomi Rapace, como siete hermanas distintas. Foto: Netflix

¿Qué le pasó a Lunes?

(What happened to monday?, Gran bretaña/francia/bélgica/estados Unidos, 2017)/ dirección: Tommy Wirkola/ guion: Max Botkin y Kerry Williamson. fotografía: José David Montero/ edición: Martín Stoltz/ elenco: Noomi Rapace, Glenn Close, Willem Dafoe, Marwan Kenzari, Christian Rubeck/ duración: 123 minutos/ Disponible en Netflix/ Nuestra opinión: buena

Tensa, brutal, arrolladora. Así es ¿Qué le pasó a Lunes?, una película subida a la moda de futuros distópicos y sociedades represivas que parece sacudir a la nueva ciencia ficción. Producida por la veterana Raffaela De Laurentiis (recordemos su producción de la bizarra Duna de un joven David Lynch allá a comienzos de los 80) y dirigida por el noruego Tommy Wirkola (Hansel y Gretel), cuenta la historia de siete hermanas idénticas (todas interpretadas por la sueca Noomi Rapace) nacidas en la clandestinidad de un tiempo que controla la natalidad para evitar una crisis de sobrepoblación. Sin llegar a compensar la previsibilidad narrativa con el exceso gore, ¿Qué le pasó a Lunes? sostiene con ingenio la dinámica entre personajes en busca de una identidad propia en un ambiente hostil y despiadado en el que sólo es posible la supervivencia.

Estamos en 2073 y el dictamen de un solo hijo por familia es custodiado a fuego y sangre por Nicolette Cayman (una maléfica Glenn Close de ojos casi transparentes), adalid de la Liga de Asignación Filial. Criadas por su abuelo (el siempre bienvenido Willem Dafoe) en un búnker ubicado en las alturas de la ciudad, las hermanas -llamadas como los días de la semana- comparten un mismo rostro y una única identidad: Karen Settman. Con ecos de los futuros imaginados por las series Orphan Black y The Handmaid's Tale, ¿Qué le pasó a Lunes? se asienta menos en la reflexión filosófica sobre los nuevos tiempos y el análisis de las deficiencias de las políticas globales que en seguir el pulso de la acción. La misteriosa desaparición de la hermana del título será el disparador para una carrera contra el tiempo escalonada por enfrentamientos físicos, persecuciones letales y muertes inesperadas.

Noomi Rapace sostiene con gran solvencia los distintos personajes a los que les ofrece su cuerpo. Más que un intercambio de pelucas y maquillajes, sus hermanas adquieren posturas y personalidades diferentes, construidas tanto en su despliegue físico como en las profundas variaciones de su mirada. Esa lucha contra un poder omnímodo e implacable, representado en los agentes al estilo Terminator que persiguen a las ilegales hermanas por los vericuetos de una ciudad infernal, adquiere el vértigo de una letal escapatoria, marcada por un montaje frenético y alguna que otra explosión de crueldad. Todo puede pasar, nadie está a salvo. El futuro ha llegado y está dispuesto a revelarnos en su rostro la peor de las identidades.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas