Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Trump pondría fin al sueño de 800.000 dreamers

El presidente prevé suspender en seis meses el programa que implementó Obama para evitar la deportación de los jóvenes ilegales

Martes 05 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

WASHINGTON.- Unos 800.000 jóvenes inmigrantes indocumentados aguardaban en vilo una decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre un programa que les ha permitido evitar la deportación al brindarles un permiso de residencia temporal.

La Casa Blanca indicó que Trump tiene previsto anunciar hoy el destino del programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), un plan implementado por decreto por el presidente Barack Obama que blindó de la deportación a los jóvenes conocidos como dreamers, inmigrantes indocumentados que llegaron a Estados Unidos de chicos junto con sus padres.

Trump tiene previsto suspender el programa con una ventana de seis meses, una jugada política que apunta a satisfacer una demanda de su base de seguidores y, a la vez, presionar al Congreso para que apruebe una ley que termine de regularizar el estatus migratorio de esos jóvenes.

"Estamos todos muy preocupados, consternados", dijo a LA NACION Alejandra Saucedo, una argentina que vive en Florida y obtuvo su residencia después de 11 años como indocumentada, y es presidenta de la organización Dreamers Moms. "Pero lo más importantes es que no nos sentimos vencidos. Nosotros ganamos eso [el programa DACA] con mucha lucha, y si hay que seguir luchando, todos nuestros hijos volverán a salir a la calle con los padres", enfatizó.

La decisión de Trump, anticipada por el sitio Politico, podría cambiar en las últimas horas antes del anuncio. Pero el anticipo ya provocó una durísima condena de líderes comunitarios, organizaciones que defienden derechos de los inmigrantes y de derechos humanos, empresarios y legisladores, y figuras demócratas y, también, republicanas, quienes acusaron al presidente de tomar una decisión cruel que no tiene ningún asidero político o legal.

Los dreamers le dieron vida en Estados Unidos a un movimiento social que ha sido comparado con el movimiento por los derechos civiles que lideró Martin Luther King Jr. en los 60. Son jóvenes que han crecido en el país, estudian, trabajan, invierten y pagan impuestos, y no tienen antecedentes penales, un requisito para acceder al programa DACA.

"Tenemos claro que tenemos que seguir luchando. Nuestros hijos merecen una protección definitiva", dijo Saucedo.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas