Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Inflación: para el mercado, el BCRA no podrá honrar la meta de 2018

La suba de tasas y el retiro de circulante no hicieron variar las expectativas

Martes 05 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

El Banco Central (BCRA) no sólo incumplirá su meta de inflación durante este año (el del debut del esquema que rige su política monetaria), sino que tampoco podrá honrar la que fijó para 2018. Al menos eso es lo que creen los analistas encuestados por el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que el propio ente monetario realiza cada fin de mes para auscultar las proyecciones que guían la conductas de los agentes económicos.

Los analistas no sólo mantienen una previsión de inflación del 22% para el año en curso (5 puntos por encima del techo del 17% que estableció el BCRA), sino que además elevaron del 15,5 al 15,7% la proyección para todo el año próximo, lo que aumentó la brecha con una banda prefijada en el rango que va del 8 al 12% anual.

El divorcio entre metas y expectativas se mantuvo para el corto plazo y creció con vistas al mediano plazo, pese a que el BCRA incrementó fuertemente el sesgo contractivo de su política monetaria, en especial luego de la corrida preelectoral contra el peso. En esa línea, aumentó con fuerza las tasas de interés y retiró pesos de circulación mediante una activa colocación de sus títulos de deuda (Lebac) en el mercado secundario en los últimos meses.

Para el director de la consultora Alpha, Hernán del Villar, esta divergencia no supone un problema de credibilidad o reputación del BCRA, "de lo contrario el mercado no convalidaría la mirada oficial de una inflación en descenso", apunta. "Lo que marca esta divergencia es que el mercado considera que la utilización de un único instrumento, como son las tasas de Lebac, no alcanza para darle al proceso de desinflación la velocidad que el BCRA espera", traduce.

El relevamiento recogió opiniones de 54 consultoras, bancos y centros de investigación entre el 29 y el 31 de agosto.

Detectó que, según esas expectativas, la inflación cerró promediando 1,6% en agosto y pasará a moverse en un rango que va del 1,3 a 1,4% durante el último cuatrimestre del año, rango que coincide con las proyecciones de la denominada inflación núcleo (la que excluye variaciones de precios regulados y estacionales). De allí que mantienen la previsión para el año en el 22 por ciento.

Frente a este escenario inflacionario, se aguarda un descenso muy módico de la tasa de política monetaria del 26,25% en septiembre al 26% en octubre, 25,26% en noviembre y, antes de cerrar el año, en el 24,75% anual.

Otros números

Los analistas ajustaron a la baja sus proyecciones para el tipo de cambio (ven el dólar cerrando el año en $ 18,20 y clausurando el próximo en $ 20,70, lo que supone un descenso de 10 centavos en cada caso respecto de lo que esperaban hasta hace un mes). E hicieron lo propio con sus pronósticos de déficit fiscal primario, que redujeron 0,25% en promedio para 2017 y 2018.

Pero revisaron al alza (del 2,7 al 2,8%) la tasa de crecimiento de la economía, seguramente influidos por los últimos datos positivos que se conocieron y los llevaron a corregir del 1 al 1,2% el crecimiento del PBI en el segundo trimestre y a elevar del 1 al 1,2% la tasa del tercero.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas