Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El ex juez Raúl Reynoso logró posponer su juicio

Luego de que se leyeran los cargos en su contra recusó a una suplente del tribunal, tras acusarla de haber opinado sobre el caso en un medio local

Martes 05 de septiembre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

SALTA.- El ex juez Raúl Reynoso desenfundó a último momento un artilugio y logró posponer una semana más el inicio del juicio en el que está acusado, al igual que otras seis personas, de favorecer con fallos judiciales a acusados de narcotráfico a cambio de dinero.

El ex magistrado, que ejerce su propia defensa junto con otro abogado, recusó a la camarista Mariana Catalano, la única salteña que integra el Tribunal Oral Federal que juzga a Reynoso, pero como suplente. Los otros tres jueces provienen de Tucumán -Carlos Jiménez Montilla y Gabriel Casas- y de Santiago del Estero (Federico Díaz).

Reynoso alegó que Catalano había dado un reportaje a un medio local en el que había emitido opinión sobre el hecho por el cual se lo juzga. Al cabo de un cuarto intermedio, la magistrada -elegida para reemplazar a alguno de sus colegas en caso de una ausencia forzosa- decidió excluirse.

Raúl Reynoso, ex juez federal de Orán.
Raúl Reynoso, ex juez federal de Orán..

No es la primera vez que se complica la conformación del tribunal para juzgar a Reynoso, que durante 11 años encabezó el Juzgado Federal N° 2 de Orán, en la frontera caliente del narcotráfico. Anteriormente, se excusaron cinco camaristas de la justicia federal de Salta.

Reynoso ya había delineado esa estrategia de recusar a quienes pretendían investigarlo. No siempre le salió bien. En 2015 esgrimió fundamentos un tanto insólitos para correr del expediente al juez de instrucción Julio Bavio. Alegó una eventual "enemistad manifiesta" que -según Reynoso- Bavio tenía en su contra en los partidos de fútbol de una liga del fuero. El planteo fue desestimado.

Reynoso entró ayer poco después de las 10.30 a la sala del Tribunal Oral Federal de Salta con un chaleco antibalas que combinaba con su traje negro. Por primera vez, este hombre de 58 años estaba sentado en el banquillo, acusado de ser el jefe de una asociación ilícita que, a cambio de dinero y dádivas, favoreció con resoluciones judiciales a imputados por narcotráfico.

Sin mostrar nervios ni ansiedad, Reynoso y los otros seis imputados -cuatro de ellos, abogados que defendían a narcos- escucharon el resumen de la extensa requisitoria de elevación a juicio que hizo el juez federal Bavio. Son nueve casos en los que se lo acusa de fallar en beneficio de narcos a cambio de plata.

Uno de los párrafos de la requisitoria decía que el ex juez "se dedicaba a la concesión de resoluciones judiciales contrarias a derecho, favorables a los intereses de imputados de narcocriminalidad, como excarcelaciones, prisiones domiciliarias, a cambio de dádivas o dinero".

A un lado de Reynoso estaban quienes son considerados miembros de la asociación ilícita: los abogados Arsenio Gaona, René Gómez, María Esper y Ramón Valor, y los empleados judiciales Miguel Ángel Saavedra y César Julio Aparicio. Están acusados de acordar con el ex juez los pagos para que fallara a favor de sus defendidos en causas de narcotráfico.

Raúl Reynoso, ex juez federal de Orán: Está acusado de ser el jefe de una asociación ilícita que se valía de su rol como juez en la caliente frontera norte del país para beneficiar con resoluciones judiciales a imputados por narcotráfico

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas