Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

¿Cómo ganarle a un atleta olímpico?

Un relato en tono de humor para una carrera distinta a todas, la participación de dos de los mejores atletas argentinos de la última década y el delirio de un amateur dispuesto a todo

Lunes 04 de septiembre de 2017 • 22:03
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Se ha puesto de moda destacar que un atleta es olímpico, pero ¿qué significa esto? ¿Acaso se refieren a Zeus, Deméter o Apolo? No. Señala a los atletas que participaron de un Juego Olímpico, como Javier Carriqueo (que estuvo en los 1.500m en Pekín 2008 y en los 5.000m en Londres 2012) o Miguel Barzola (que terminó 35° el maratón de los Juegos de Londres). Justamente contra ambos competí en la Carrera del Centenario de Bragado el año pasado. Le gané a todos, a todos menos a los olímpicos, y terminé tercero detrás de Barzola y Carriqueo. Este año regresamos, y mi pregunta es: ¿Cómo ganarle a un atleta olímpico?

Podio de la edición 2016
Podio de la edición 2016.

La competencia -en su quinta edición-, será el sábado 16 de septiembre a las 14 horas. Mientras se acercaban las semanas, yo entrenaba cada vez más fuerte con ese objetivo. Hasta que llegó una noticia bomba: ¡Miguel no va a correr la carrera del Centenario! Metro veinte, en promedio, medían los saltos de alegría que di cuanto me enteré. Miguel había ganado el año anterior y en esta oportunidad, estaría de padrino de la carrera. Recordemos que Barzola nació en Bragado y el evento lo tiene como principal protagonista. "Lamento no poder largar este año", declaraba con sinceridad "pero estoy preparando muy fuerte el Medio y el Maratón de Buenos Aires". Ambos eventos son antes y después de la carrera. Y yo agradecía a Dios la aglomeración en el calendario. Ahora solo me quedaba Carriqueo.

Consulté a mi entrenador, Ezequiel Morales. Le comuniqué la noticia, le dije que la carrera se largaba a las dos de la tarde, que el año pasado había pegado mucho el sol. Carriqueo, natural de San Martín de los Andes, y radicado en Plottier (Neuquén), estaba acostumbrado al frío y a la nieve, ¿pero cómo le iría con el húmedo calor bonaerense? Por mi parte estuve hasta hace poco, tres semanas entrenando y compitiendo en Río de Janeiro, lugar de residencia de Morales, con temperaturas superiores a los 30 grados y dos veces me quedé dormido en la playa, lo cual me otorgó mayor resistencia aún a los rayos solares. Con todos estos argumentos a favor, lo interrogué esperanzado: "Morales ¿qué chances reales tengo de ganarle a Javier Carriqueo?"

Mi entrenador, que me conoce desde hace veinte años, me observó como si fuera la primera vez que me veía en su vida. Incluso como si yo descendiera, segundos antes de formular mi pregunta, de un plato volador. Tal vez consultando su archivo mental, y recordando que Javier posee una marca en los 5.000m de 13m25s, me miró a los ojos y me dijo: "No hay chances", pensó un poco más y reflexionó "al menos que se lesione".

De manera que busqué una alternativa y de pronto pensé: ¡Mi salvador es Barzola! Es el único mortal que sabe cómo ganarle a Carriqueo en Bragado. Le prometí un asado si cumplía mi objetivo y lo contraté como asesor. Miguel fue preciso: "Tenés que sacarlo a ritmo constante e intentar soltarlo antes del km 6", me aconsejó "sino después, ya estás muerto". Me sonó un tanto lapidario, así que pregunté por alguna otra alternativa. "O bien agarrarlo desprevenido en la salida", me sumó Miguel. Le propuse, en base a esa idea, atarle los cordones de ambas zapatillas. Pero Barzola se refería a otra cuestión: "A Carriqueo le gusta salir tranquilo, hay que apurarlo. Aunque sea arriesgado". Yo sacaba cuenta de mis ritmos, de los de él, y todo me resultaba arriesgado, hasta compartir la entrada en calor. En frente tendría al dueño de la segunda mejor marca argentina de 1500 y 5000m, y record nacional de 3000. Teníamos que encontrar un plan B. "Bueno, el circuito son dos vueltas de 4 km", recordó Miguel "lo conozco bien, te puedo decir donde atacar".

Flyer con los olímpicos
Flyer con los olímpicos.

En verdad no me quedaba del todo tranquilo, hasta que llegan de Neuquén, noticias claves: Carriqueo está con molestias. Una fascitis plantar rebelde no lo está dejando entrenar como quisiera. "El año pasado llegaste mucho más cerca de nosotros de lo que esperaba", me alienta Miguel. "¡Si Javier no se recupera se te abren muchas puertas!". Consultado por LNCorre, Carriqueo terminó zanjando el asunto: "A Brahim la puerta se la voy a cerrar en la cara el 16 de septiembre a las dos de la tarde. La única opción que le veo, no es la puerta, sino la luz que pasa bajo la puerta", respondió irónico, "igual que se aferre a eso, quizá se le da".

Falta muy poco para que la Escuela Normal Superior de Bragado vuelva a cubrirse de running con la carrera que empezó para celebrar sus 100 años y hoy es un clásico que saca a toda la ciudad a la calle. El sábado 16, acercate a Bragado, a poco más de 200 kilómetros desde Capital Federal (salís para Luján y luego tomás la ruta 5), y podés encontrar una carrera que está tan buena que hasta colabora con los bomberos voluntarios. Después te tomás unos mates en la laguna y a la noche prendés el fuego y coronás con un buen asado.

Para inscribirte: Es una carrera del interior de la provincia, así que nada de cosas raras, ni códigos de barra, ni tarjetas corporativas ni bitcon. Le mandás un whatsapp al 2342-511189 a Marcelita, la directora de la escuela y ella misma te anota. ¿Cuánto sale? Depende de la distancia, pero es barata, entrá acá y comprobalo.

Habrá 8k, pero también 4 y 2k. Para todas las edades, para todos los gustos. Será un gran sábado, eso está garantizado, aunque al final de la tarde sigamos sin saber: cómo ganarle a un olímpico.

Largada edición 2016
Largada edición 2016.
En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas