Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El peronismo arma en el Congreso un "frente federal" para negociar con Macri

Representará a los gobernadores y su objetivo será defender los recursos de las provincias en el debate de las nuevas leyes

Martes 05 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

Los gobernadores del peronismo comenzaron a trabajar en la construcción de un polo de poder en el Congreso para negociar las leyes que vendrán durante la segunda etapa del gobierno de Mauricio Macri . Tras el recambio legislativo esperan reunir una treintena de legisladores fieles en la Cámara de Diputados (hoy son 17) y otros 26 en el Senado, y no se descarta el armado de un "frente federal" más amplio que incluya, en una suerte de interbloque, al Frente Renovador de Sergio Massa.

El objetivo más inmediato es aunar fuerzas para discutir las leyes que más inquietan a los gobernadores: el presupuesto 2018, la prórroga del pacto fiscal (que vence a fin de año), el futuro del impuesto al cheque y, lo más importante, la reforma tributaria que planea el Gobierno. Como telón de fondo está la pronta definición de la Corte Suprema de Justicia sobre la restitución del Fondo del Conurbano bonaerense, una disputa por $ 50.000 millones anuales que los gobernadores rechazarán ceder de sus arcas si el máximo tribunal le diera la razón a la gobernadora María Eugenia Vidal.

Miguel Angel Pichetto
Miguel Angel Pichetto. Foto: Archivo / Ricardo Pristupluk

"No vamos a discutir el presupuesto 2018 hasta tanto no sepamos qué reforma tributaria pretende el Gobierno y qué definirá la Corte sobre el Fondo del Conurbano. Son dos temas clave que afectan directamente a las provincias, por eso hay que dar una discusión de estos temas en conjunto", anticipó a LA NACION el diputado Diego Bossio, uno de los referentes del bloque Justicialista. Su colega, el salteño Pablo Kosiner, mano derecha del gobernador Juan Urtubey, coincide: "Si el Gobierno pretende dar la discusión de estos temas por separado, no vamos a aceptar, sencillamente porque está de por medio la política de recursos de las provincias".

"Es más, los gobernadores ya preparan un proyecto para la coparticipación plena del impuesto al cheque y de los Aportes del Tesoro Nacional (ATN). Todo esto se debe llevar a la mesa de discusión con el Gobierno antes de aprobar cualquier ley", adelantó Bossio.

Contactos al rojo vivo

En esta construcción de un polo de poder peronista no kirchnerista en el Congreso, Bossio mantiene contacto permanente con el jefe de bloque de senadores justicialistas, Miguel Pichetto. Por el despacho del senador ya pasaron los gobernadores Sergio Uñac (San Juan), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Sergio Casas (La Rioja), Juan Manuel Urtubey (Salta), Domingo Peppo (Chaco) y Rosana Bertone (Tierra del Fuego), entre otros. El senador rionegrino también mantuvo contactos con Juan Manzur (Tucumán) y hasta con el formoseño Gildo Insfrán, uno de los peronistas más enfrentados con la Casa Rosada.

¿Cómo entraría Massa en este esquema? "No descartamos armar un frente o un interbloque común", sugirió Bossio.

Diego Bossio
Diego Bossio. Foto: Archivo

Después de las primarias, el líder del Frente Renovador redobló gestos hacia los gobernadores no kirchneristas, quienes a su vez buscan contar con una base peronista en Buenos Aires. De hecho, la semana pasada Massa recibió en Tigre al gobernador Casas y se comprometió a hacer causa común con sus reclamos ante el Gobierno.

El foco está puesto en 2019: el objetivo es revertir la fragmentación que corroe al partido y reconstruir el PJ como opción de poder con vistas a las elecciones presidenciales de ese año, insistió el diputado Kosiner. Una reconstrucción sin vestigios kirchneristas, aclara. El primer desafío será la articulación de un espacio en el Congreso; es más, en el peronismo se regodean con la posibilidad de que, en caso de que Cristina Kirchner pierda en Buenos Aires en las elecciones de octubre, se produzca una fuga de legisladores que hoy abrevan el Frente para la Victoria hacia ese frente peronista.

El factor Cristina Kirchner resulta decisivo: de triunfar en Buenos Aires será un obstáculo para la reconstrucción peronista, admiten los referentes antikirchneristas. Por el contrario, una derrota no sólo le dará aire al peronismo vernáculo; sostienen que además sepultará la estrategia oficialista de polarización permanente entre el pasado kirchnerista y el presente de cambio que encarna el Gobierno.

Los protagonistas

Miguel Pichetto -Jefe del bloque de Senadores del PJ-FPV

Mantiene contactos permanentes con los gobernadores del PJ en pos de articular un espacio común en el Congreso y reconstruir el partido con vistas a 2019.

Diego Bossio- Diputado del bloque Justicialista

De trato fluido con los gobernadores, cree que antes de discutir el presupuesto se debe conocer el contenido de la reforma tributaria del Gobierno y el fallo sobre el Fondo del Conurbano.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas