Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cómo es el plan de Facundo Jones Huala para crear un enclave mapuche en Chubut

El líder de RAM quiere que los mapuches de la zona vivan todos juntos en el lugar

Martes 05 de septiembre de 2017 • 15:10
SEGUIR
LA NACION
0

cerrar

El 13 de enero de 2015, un grupo de mapuches autodenominados Pu Lof tomó y ocupó en Resistencia, en el departamento de Cushamen, Chubut, con Facundo Jones Huala a la cabeza, un cuadro (terreno de 625 hectáreas) de la estancia Leleque de Benetton.

A partir de esa ocupación se sucedieron otras dos más, en cuadros contiguos. En total, la comunidad ocupa 1875 hectáreas. La ocupación cuenta con una guardia central, ubicada en una de las tranqueras, en el kilómetro 1848 de la ruta 40. Dentro de una geografía de estepas, con hondonadas, cerca del río Chubut, se encuentran otras edificaciones precarias ocupadas por mapuches.

Dentro de la estepa existe una lugar llamado "traum", donde los mapuches se reúnen y toman decisiones. Si bien la comunidad intentó plantar árboles frutales y mantener una huerta para autoabastecerse en lo alimentario, esas plantaciones no prosperaron.

cerrar

Desde la ruta 40 se pueden divisar al menos tres puestos de madera y esta guardia central, que está ocupada por mapuches que se turnan para vigilar las 24 horas para que ese puesto no quede vacío.

Cruzando el río Chubut, a dos horas a caballo, se encuentra la antigua comunidad mapuche de Cushamen, que se opone a la metodología usada por el grupo violento Resistencia Ancestral Mapuche.

En palabras de Jones Huala, la intención del Pu Lof de Resistencia es anexar ese territorio para conformar en el corazón productivo de la estancia de Benetton un enclave mapuche, a pesar de las diferencias que existen entre las comunidades mapuches.

La comunidad de Cushamen, tras el río, es uno de los primeros asentamientos indígenas en la región, con tierras otorgadas durante la presidencia de Julio Argentino Roca al lonco (cacique) de la época.

La geografía es extremadamente hostil. Es una estepa con árboles dispersos, con algunos arroyos. Sin embargo, el terrenos es apto para la agricultura y estratégico por su cercanía al acceso al agua.

Más allá de las cosntrucciones rudimentarias, que sirven para asegurar la presencia de los miembros de la comunidad allí, la idea es construir puestos para que las familias que viven cerca de las ciudad de la comarca andina se vayan mudando a ese predio y lo ocupen de forma permanente. Hoy, esos tres terrenos represetan un páramo, con alguna presencia de mapuches, pero es imposible determinar cuántos son.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas