Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Orsanic y el repechaje de la Copa Davis: "Hay que aislarse de la instancia y lograr que los jugadores se sientan cómodos"

El capitán tuvo dificultades para armar el equipo y ante Kazakhstán, en Astana, habrá dos debutantes; el cuerpo técnico tiene como desafío generar un clima de optimismo para no pensar que si se pierde se bajará a la zona continental

Daniel Orsanic anuncio el equipo que jugara el repechaje
Daniel Orsanic anuncio el equipo que jugara el repechaje.
Martes 05 de septiembre de 2017 • 19:11
SEGUIR
LA NACION
0

Daniel Orsanic está por cumplir tres años como capitán argentino de la Copa Davis . Para formar el equipo que en pocos días, del 15 al 17 de septiembre en Astana, intentará vencer a Kazakhstán para mantener su lugar en la elite, tuvo diversos obstáculos. Probablemente padeció más dificultades que en las ocho series que hasta aquí debió enfrentar (tres en 2015, cuatro en 2016 y una este año). Las ausencias de Juan Martín del Potro, Leonardo Mayer, Federico Delbonis, Horacio Zeballos y Carlos Berlocq, todas por distintas razones, le plantearon todo un desafío al ex doblista y al subcapitán, Mariano Hood.

"Estamos lidiando con distintas decisiones, decisiones de los jugadores que apoyamos y que respetamos, de jugadores que nos dieron todo, pero que ahora no los tenemos. En cada serie hay que lidiar con diferentes situaciones. Pero una vez que ahora elegimos el equipo me invadió una sensación de tranquilidad. Buscamos una entrega total. Generalmente busco ponerme en el lugar del otro y evaluar que haría yo. Comprendo la decisión de cada uno. La relación con todos es buena. Hay que considerar que los cuatro que estuvieron en la final contra Croacia no tuvieron un gran año, ahora se enfocaron en su calendario, salvo Fede (Delbonis), que está con un problema de cadera. Los acompaño y les deseamos lo mejor", le dice Orsanic a La Nacion, con tono conciliador, en un hotel porteño, luego de anunciar a los cuatro tenistas que viajarán a Kazakhstán: Diego Schwartzman, Guido Pella, Machi González y Andrés Molteni (los dos últimos, debutantes en la competencia).

-Ante Kazakhstán habrá dos debutantes, igual que en la primera rueda de 2016 con Polonia (Pella y Renzo Olivo). ¿Cómo fue aquella experiencia y qué similitudes podría tener con esta?

Daniel Orsanic anuncio el equipo que jugara el repechaje
Daniel Orsanic anuncio el equipo que jugara el repechaje.

-La experiencia fue buena en Polonia, creo que tanto Renzo como Guido jugaron bien. Más allá de lo que es el debut, que muchas veces se magnifica, el trabajo tiene que estar en mostrarle al jugador que tiene que hacer lo mismo que en el circuito, que es por lo que uno lo considera y lo llama. El trabajo nuestro está puesto ahí. Obviamente que cuando te llaman para la Davis la primera vez no entra en juego sólo lo que te genera a vos, sino también a la familia, a los amigos, a la gente que te quiere y te da un estímulo externo. Confío tanto en Machi como en Molto, son jugadores con experiencias, no son tan verdes ni jóvenes. Confío que esa madurez a nivel personal los va a ayudar a lidiar con otros sentimientos.

-¿Por qué Molteni y Machi González? ¿Cómo los describirías?

-De los que tuvimos considerando en dobles es el que mejor viene. Ha tenido buenos resultados con distintos compañeros, en distintas superficies. Ha ido creciendo en su desarrollo. Llega en un muy buen momento. También lo tuvimos en cuenta a Guillermo Durán, pero elegimos a Machi porque tiene una trayectoria sólida como jugador, le ha ido bien en singles y tiene jerarquía. Lo que pasa es que siempre hemos contado con otros singlistas de gran jerarquía y los priorizamos. En dobles juega muy bien. A los dos los llevamos como doblistas. Molteni es un jugador ágil, es rápido de piernas, devuelve y volea muy bien. Tiene un saque con buen porcentaje de primeros y varía, no hace saque y red todo el tiempo. No es un jugador potente. Pero se mueve muy bien. Machi entiende muy bien el juego de dobles, devuelve bien.

-¿Cómo definís el presente de Schwartzman?

-Diego está en su mejor momento, está jugando muy bien al tenis y con mucha confianza. Está con mucho deseo de jugar bien la Copa Davis, es un desafío, es algo que lo llena de ilusión. Admiro muchísimo su evolución y la manera de competir que tiene. Cada uno tiene su proceso de evolución.

-Pella fue el único jugador que estuvo en la cuatro series de la campaña del título y tuvo un fuerte protagonismo en la primera rueda perdida este año ante Italia.

-Sí, Guido no ha tenido el año que habrá soñado tener, como tampoco lo tuvieron Juan Martín, ni Fede, ni Leo. Sin embargo ha ido levantando su nivel y es un jugador en el cual confío mucho deportiva y humanamente. Se ha generado un vínculo muy fuerte con Guido. Lo admiro y lo respeto en su crudeza, en su sinceridad, me cae diez puntos.

-Horacio Zeballos reclamó su lugar en el equipo varias veces y en esta temporada se destacó en el circuito. ¿Por qué no estuvo entre los convocados?

-Priorizó su calendario. Esa es la explicación que me dieron él y su entrenador. El circuito es a lo que más importancia le da. No tengo motivos para pensar otra cosa. Después hay que ver por qué uno prioriza el calendario o por qué uno prioriza la Davis. Pero la explicación me parece coherente. Es lo que debemos aceptar. Uno puede estar de acuerdo o no. Pero claramente ha priorizado su calendario.

-¿Y con Charly Berlocq qué sucedió?

-Y Berlocq también. Le transmitimos que la preparación para esta Copa Davis es muy importante, como lo es siempre. Y jugar un challenger en polvo de ladrillo (N. de la R.: esta semana, en Alphen, Holanda, donde el argentino es el primer favorito) para después tener un viaje largo, aunque sea estando en Europa, y llegar a una superficie a Astana que será bien distinta al polvo, consideramos que no iba a ser una preparación ideal. Entonces es ahí donde no coincidimos. Lo hicimos contra Polonia el año pasado, dejando a un top 50 afuera (N. de la R.: Federico Delbonis, que prefirió jugar en San Pablo), más allá de que después la relación siguió perfecta y logró lo que logró. Nuestra responsabilidad es preparar la serie lo mejor posible. Y creímos que lo mejor para aquellos que estaban en Buenos Aires ahora era entrenarse en cancha rápida y estar lo más adaptado posible al partido con Kazakhstán. Después, se puede jugar bien, se puede jugar mal, pero esa tranquilidad que nosotros como cuerpo técnico necesitamos tener la mantenemos desde el principio.

-Contra Polonia, en 2016, se encontraron con una superficie muy veloz y después se comprobó que estaba fuera de reglamento. ¿Esperás algo similar para Kazakhstán?

-Espero que no. Estamos en contacto con la Federación Internacional y confío en que va a cumplir con la velocidad reglamentaria. El estadio es un lugar en el cual no hay eventos previos, entonces tuvieron la posibilidad de chequearla, dijeron que le iban a dar otra mano de pintura y tendría que ser normal.

-Marco Trungelliti será nuevamente el sparring del equipo. ¿Evaluaste la posibilidad de llevar al junior Axel Geller, de destacadísima actuación en el último Wimbledon?

-Hemos llevado en distintas oportunidades a juniors como sparring. A Genaro Olivieri a Italia, hemos entrenado con Santi Taverna en Buenos Aires, hemos llevado a Manu Peña López a Bélgica. Después de Wimbledon yo me contacté con Axel y le ofrecí la oportunidad de ir como sparring a Kazakhstán, le encantó la idea, lo consultó con su entrenador en la universidad de Stanford, pero la serie justo coincide con su ingreso en la universidad. Me agradeció y me dijo que ojalá se pueda hacer en otra oportunidad.

-Desde que volvió a jugar en el Grupo Mundial en 2002, la Argentina nunca descendió a la zona continental. ¿Cómo puede jugar psicologicamente esa presión? ¿Harán algún trabajo especial?

-En todas las series buscamos trabajar de la misma manera y nos ha dado buenos resultados. Hemos logrado aislarnos de las instancias. En su momento de las semifinales, de la final y ahora trataremos de hacerlo en el repechaje. No creo que haya que poner el foco en lo que puede pasar si se pierde. En la final ante Croacia a los jugadores les intentamos transmitir la mayor tranquilidad posible y buscamos que se sintieran cómodos. Buscaremos generar el mismo ambiente. Hay que aislarse de la instancia y lograr que los jugadores se sientan cómodos.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas