Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

¿Qué vas a leer con tu hijo esta noche? Cuentos con inventores, dragones y peces

Esta semana recomendamos tres libros con cuentos para los más chicos y dos joyas ilustradas para los más grandes, una de ellas publicada por primera vez en 1949

Viernes 08 de septiembre de 2017 • 08:30
SEGUIR
LA NACION
0

Entre los libros que salieron este mes se encuentra uno nuevo de la serie protagonizada por Paco del Tomate, creada por Fernando de Vedia. Los otros cuatro títulos seleccionados esta semana son rescates emotivos: en ellos aparecen un dragón hipersensible, una mojarrita aventurera, un pequeño que ansía pasear al aire libre y dos amigos llamados León, que cuentan la misma historia desde sus respectivas perspectivas

Para los más chicos

Paco del Tomate y sus nuevos inventos inútiles, de Fernando de Vedia (Atlántida). En su reciente libro, el autor retoma su entrañable personaje Paco del Tomate, protagonista de una colección con varios títulos, para ofrecer a los lectores tres historias disparatadas. En la primera, "Momento piñata", el chico piensa mil y un inventos para lograr su gran meta: conseguir golosinas y juguetes cuando caen de una piñata. En el segundo, "Bazena, bazena", Paco está de vacaciones y fabrica una ballena submarino con propulsión a pedal para sorprender a una nena que sueña con avistar ballenas en el mar. Por último, en "El árbol del amor", Paco se propone inventar algo grandioso para que dejen de llamarlo "el inventor de cosas inútiles". Recomendado para: ilustrado por Poly Bernatene, es un libro ideal para curiosos e inventores.

El dragón Zipo
El dragón Zipo.

El dragón Zipo y otros cuentos que dan miedo, de Cecilia Blanco (Uranito). Este álbum ilustrado por Viviana Garofoli también reúne tres cuentos. Una de las historias está protagonizada por un dragón muy especial: le gusta comer fideos, es alérgico a los perfumes de las princesas y es amigo de los pajaritos del bosque. Otra, por un cuco bueno llamado Coco que acompaña a una niña solitaria. Y el último, por un gigante que detesta a los duendes hasta que conoce a una pequeña muy diferente. Recomendado para: valientes y soñadores.

Mirandolina, de Malicha Cresta de Leguizamón (Comunicarte). De la colección Bicho Bolita del sello cordobés, un precioso cuento ilustrado por Liliana Menéndez que relata las aventuras de una mojarrita plateada que desea conocer el mundo más allá de su hábitat azul y cristalino. Claro que esa travesura la puede llevar por un camino riesgoso y Mirandolina deberá enfrentar un gran desafío. Recomendado para: hablar sobre los límites de manera poética.

Para los más grandes

El pequeño Brown, de Isobel Harris (Niño Editor). Traducido del inglés por Rafael Spregelburd, este libro de la escritora estadounidense fue publicado por primera vez en 1949. La edición local, a cargo del sello Niño, tiene las ilustraciones originales del rumano André Francois. El relato es delicioso y está narrado por el pequeño de la familia Brown, de 4 años y medio. Mamá, papá y el niño Brown viven en un hotel que tiene un túnel que conduce a la red de trenes subterráneos. Es por eso que para viajar, sus padres no necesitan salir al exterior. El pequeño Brown es el único de la familia que disfruta del aire libre. Después de la breve presentación, el protagonista cuenta detalles maravillosos de un día de campo en compañía de su amiga, la señora Hilda. Recomendado para: los que disfrutan de las historias fantásticas.

El bondadoso rey
El bondadoso rey.

El bondadoso rey, de Toño Malpica y Valeria Gallo (Fondo de Cultura Económica). Narrado a dos voces, por dos personajes que se llaman León, este libro es una de esas joyas que no habría que dejar de pasar. Los dos leones son amigos, pero tienen una gran diferencia de edad: uno es un chico y el otro, ya un señor. En cada doble página ilustrada aparece la voz y la mirada de uno y de otro sobre una misma escena o tema. Por ejemplo, lo que ambos piensan sobre Esmeralda, una vecinita que tiene enamorado al León más chico. La historia tiene un momento triste porque el León mayor se enferma y el pequeño conoce de golpe el dolor que causa la muerte. Pero, por suerte, el autor le brinda a Leoncito la oportunidad de conocer, también, el amor. Recomendado para: reflexionar sobre temas difíciles sin caer en el melodrama.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas