Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Ruiz Arenas: "Hay que luchar para eliminar las causas de la violencia"

Para el arzobispo emérito, un tratado no es suficiente para superar el conflicto

Miércoles 06 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

ROMA.- "No es suficiente firmar un tratado con un grupo, hay que luchar para eliminar las causas que han provocado la violencia en Colombia", señala el monseñor colombiano José Octavio Ruiz Arenas, arzobispo emérito de Villavicencio y desde 2011 secretario del Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización, que acompañará a Francisco en el viaje que emprende hoy a Colombia.

En diálogo con LA NACION, Ruiz Arenas admitió las dificultades existentes en Colombia en torno del acuerdo de paz sellado el año pasado entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

-¿Qué espera de la vista papal?

-Pienso que Francisco nos ayudará a entender que la paz es un don tan grande que debemos olvidar ese hecho político del tratado en sí y continuar más bien a buscar una verdadera paz. No creo que el Papa vaya a hablar propiamente del acuerdo de paz, no creo que vaya a ponerse en una posición para que puedan decir "apoyó el acuerdo" o "no lo apoyó". Pienso que el Papa volará más alto y recordará que la paz es un don de Dios que debemos contribuir a consolidar. Pero no es suficiente firmar un tratado con un grupo. Mientras nosotros no luchemos por sacar las causas de la violencia -que fueron la injusticia, la mala distribución de los bienes, la corrupción, el problema del narcotráfico, etcétera- y si nosotros no atacamos las causas, la violencia continuará, quizá no con las FARC como tales, sino con otros grupos que se sentirán aún víctimas del Estado o de la situación de LA NACION.

-¿Usted cree que es posible eliminar estas causas de la violencia?

-La Iglesia está trabajando muchísimo para crear esta conciencia. Después habrá que ver si los colombianos escuchan lo que dirá el Papa. Si no, será muy difícil... Se dice, por ejemplo, que si hubiéramos escuchado las palabras de Pablo VI, hace 50 años, nuestra situación hubiera sido muy distinta. Pablo VI vino a Colombia en 1968, fue la única nación latinoamericana que él visitó y entonces habló mucho del desarrollo, pero también de la justicia, de las necesidades de superar las grandes diferencias sociales que existen en este país católico.

-Pablo VI no fue escuchado. ¿Cree que Francisco será escuchado?

-Esperemos que sí...

-Hay una presión muy fuerte para que el Papa hable sobre Venezuela. ¿Podemos esperar alguna señal?

-No sabría decirle, tenemos que esperar a ver qué dice el Papa. Pero, seguramente, si se encuentra con obispos venezolanos, tendrá alguna palabra para ellos de apoyo, de aliento a lo que ellos están haciendo. Y quizá la ocasión sea cuando se reúna [mañana] en Bogotá con 60 obispos del Consejo Episcopal Latinoamericano, entre ellos los venezolanos.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas