Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Acelera el crédito y la recuperación de la economía suma otro motor

La novedad es que los desembolsos en pesos a empresas crecen más que la inflación por primera vez en un año y medio

Miércoles 06 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

La demanda de crédito no sólo ya arrancó, sino que "puso segunda". Las señales de aceleración, que tienden a confirmar la tendencia al despegue que la actividad económica mostró en los últimos meses, son claras.

El stock de préstamos bancarios en pesos "pasó de crecer a un ritmo de $ 19.000 millones por mes en los primeros cinco meses del año a hacerlo a otro de $ 30.000 millones en el período junio/agosto", observó un informe de Estudio Alpha. Y el de créditos en dólares, que crecía a un promedio de US$ 500 millones por mes, ahora se expande a una media de US$ 900 millones/mes, agrega.

El fenómeno, que había comenzado como brotes sectoriales (inmobiliarios, prendarios), ahora se generaliza. "No sólo ya van cuatro meses consecutivos con crecimiento real del crédito al sector privado, sino que además, en la comparación interanual, el crédito en pesos a empresas le gana a la inflación por primera vez en 18 meses", apuntó la consultora LCG.

Las cifras de agosto muestran que el crédito tuvo una tasa de crecimiento interanual del 35,4%, superior en al menos 10 puntos a la inflación. Y la demanda de las empresas, que venía muy firme en dólares por las tasas bajas que se ofrecían, pero planchada en pesos, ahora también despega en moneda nacional, pese a que no hubo cambios significativos en su precio.

"En relación con julio, subió 3,1%, lo que supone una tasa de crecimiento real del 1,6%", apunta la economista Lucía Pezzarini, autora del informe de LCG. "La novedad es que la expansión llegó a la demanda típicamente empresaria (+3,3%) con el financiamiento contra documentos, trepando 4% y mostrando el auge de obra pública", apunta.

Para Hernán del Villar, director de Alpha y mentor del informe, todo se dio porque "las mayores necesidades de capital de trabajo que enfrentaron las empresas despertaron el interés por la línea de financiamiento para la producción y la inclusión financiera y otras de la banca pública". Eso, además, le permitió al sistema financiero "recuperar los volúmenes de intermediación que tenía a fines de 2015 en términos reales".

El despegue se había iniciado por un boom de los préstamos con garantía (hipotecarios y prendarios, en especial los dados en UVA) al que se agregó un auge de los personales. Todas esas líneas siguieron muy demandadas en agosto: subieron 7,3, 4,5 y 3,7%, en cada caso.

El stock de personales, por ejemplo, "sumó $ 11.846 millones respecto de julio, lo que casi duplica el incremento de $ 6112 millones del mismo mes de 2016 y supone un crecimiento interanual del 56,42%. Oferta y demanda parecieran estar viviendo un romance que perdura", grafica Guillermo Barbero, socio de First Capital Group, para quien la irrupción de la Anses obliga a los bancos a mejorar su oferta.

"La Anses fue muy agresiva colocando crédito entre jubilados y receptores de asignaciones sociales a tasas del 24%, muy inferiores a las de mercado. A los jubilados se les otorgaron cerca de 400.000 créditos a un promedio de $ 3000 millones por mes. Y a los beneficiarios de planes, sólo en agosto, unos $ 10.000 millones. Sumados los créditos de la Anses, superaron largamente al total de préstamos personales dados por todos los bancos", apunta Del Villar, que lo vincula con las señales de rebote que comenzó a mostrar el consumo.

El que no termina de repuntar es el financiamiento de consumos con tarjeta de crédito (+0,9%), tal vez porque las tasas que la banca cobra superan, en muchos casos, el 50% anual.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas