Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El misterio por la periodista sueca mutilada: el sospechoso contó su versión de la muerte

Paul Maden, el constructor del submarino donde ocurrió el estremecedor hecho, dijo que a la mujer se le cayó una escotilla de 70 kilos encima

Miércoles 06 de septiembre de 2017 • 11:07
0
Kim Wall, la periodista sueca cuyo cuerpo apareció el 21 de agosto al sur de Copenhague
Kim Wall, la periodista sueca cuyo cuerpo apareció el 21 de agosto al sur de Copenhague. Foto: Reuters

COPENHAGUE.- El sospechoso por la muerte de la periodista sueca Kim Wall, cuyo torso apareció el 21 de agosto en una playa al sur de Copenhague, declaró ayer que la mujer murió al caer sobre su cabeza una escotilla de 70 kilos del submarino. También negó haber mantenido sexo con ella en la embarcación.

Peter Madsen, el constructor del submarino y principal acusado en el caso, contó ante el tribunal que intentó parar la caída de la escotilla pero al resbalarse no lo consiguió, se vino abajo con mucha fuerza y la periodista se desangró por una fractura en el cráneo. Aseguró que cuando volvió a abrirla vio a la joven de 30 años con sangre por todas partes.

Peter Madsen
Peter Madsen. Foto: AP

El hombre lleva 24 días en prisión preventiva y está siendo juzgado por la muerte y manipulación del cadáver de la mujer. La Fiscalía solicitó extender su encarcelamiento y pidió que se le realice un estudio psiquiátrico. La misma sostiene que Madsen asesinó a Wall en el submarino alrededor de las 22.00 horas del 10 de agosto, la descuartizó, y realizó en el torso puntos de sutura a los que añadió unos tubos metálicos para que no pudiera subir a la superficie.

Madsen había dicho en un principio que había dejado a la periodista a salvo en una zona del puerto de Copenhague, pero luego confesó que había muerto en un "accidente" a bordo y que había arrojado el cadáver en el mar, en un lugar no definido en la bahía de Køge. El inventor danés hundió después el submarino "Nautilus" y el torso de la periodista fue descubierto casualmente por un ciclista en la isla de Amager, al sur de Copenhague, sin extremidades, cabeza o ropa.

La policía señaló anteriormente que todo apuntaba a que el cadáver había sido manipulado para que se hundiera en el fondo del mar. Los forenses detectaron que había algo metálico atado al cuerpo cuya función era mantener a la muerta en el fondo.

Sin embargo, el acusado rechazó que el cinturón hallado en el torso mutilado de la joven lo hubiera puesto él y explicó que los materiales metálicos "los podría haber robado alguien de su taller". Además explicó que mintió sobre el desembarco voluntario de Wall "porque no estaba preparado para afrontar la realidad y porque quería ver a su mujer y sus tres gatos".

Wall desapareció el 10 de agosto pasado cuando embarcó desde el Puerto de Copenhague un viaje en el submarino fabricado por Madsen para hacer un reportaje sobre él y su obra.

Agencias AP y DPA

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas