Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Extrañeza

Héctor M. Guyot

SEGUIR
LA NACION
Jueves 07 de septiembre de 2017
0
Foto: Reuters

Las imágenes que llegan de Corea del Norte muestran un país corrido de la realidad, como si viéramos actores y extras en medio de escenarios de utilería o cartón pintado. Este efecto de extrañeza se verifica también en las fotos donde aparece su jefe supremo, siempre rodeado de oficiales que, libreta en mano, anotan sus ocurrencias o festejan sus gracias con exagerada crispación. Más que escenas de un país real, parecen versiones salidas de la imaginación de los estudios de Hollywood. Una especie de Truman Show para más de veinte millones de personas en el que sobran celebraciones y gorras militares, como en este festejo en la ciudad de Pyongyang, donde las tropas asisten a fuegos de artificio que pintan de rojo la oscuridad de la noche. ¿Qué festejan estas gentes que siempre festejan? Lo de siempre: un nuevo logro en su carrera armamentística y nuclear. Mientras, el mundo se pregunta si acaso el grotesco va camino de acabar en tragedia.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas