Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cuatro meses sin Daiana Garnica: la familia denuncia que no hay avances en la investigación

La joven de 17 años salió de su casa el 6 de mayo y nunca regresó; su vecino Darío Suárez es el principal sospechoso

Jueves 07 de septiembre de 2017 • 01:07
Daiana sigue desaparecida
Daiana sigue desaparecida. Foto: Archivo

SAN MIGUEL DE TUCUMAN.- Daiana Garnica tiene 17 años y hace cuatro meses que no se sabe nada de ella. La joven de la localidad de Alderetes, 12 kilómetros al este de la capital tucumana no ha dejado rastro y la hipótesis que tienen los investigadores del caso es tormentosa: se creee que la adolescente fue violada y asesinada por su vecino, Darío Suárez, de 40 años, quien habría hecho desaparecer el cuerpo quemándolo en la fábrica de ladrillos donde trabaja, cerca del domicilio de la víctima. A más de 120 días sin tenerla cerca, su familia denuncia que no hay avances en la investigación.

Ayer, familiares y amigos marcharon a los tribunales para pedir la aparición con vida de la joven y celeridad a la Justicia. "Voy a pedir nuevas medidas en la investigación. Tienen pruebas suficientes pero no se avanza. Creo en lo que dice el fiscal, pero mi hija está desaparecida, seguimos buscándola con vida", manifestó el padre de Daiana, Ramón Garnica en diálogo con Radio Rivadavia Tucumán.

Las claves del caso

1) Según pudo constatar el fiscal del caso, Carlos Bonari, el pasado 6 de mayo, mientras tomaba mate junto a su familia, Daiana salió de su casa, pasadas las 18, para acompañar a Suárez a comprarle un regalo a la madre de él. Fue la última vez que vieron a la chica.

2) Los padres de Diana, descubrieron en su celular, que había dejado cargando, que minutos antes de irse había recibido varios mensajes de Wathsapp de parte de Suárez, quien le pedía que lo acompañase a comprar el regalo y le indicaba que no le avise nada a su familia porque se trataba de una sorpresa para su madre. Esta es una de las pistas que más incriminan a Suárez, quien fue detenido y en un principio se negó a declarar, hasta que días después, con una nueva defensora, aseguró que no tiene nada que ver en el hecho.

3) Testigos indicaron que el día de la desaparición de Diana Suárez fue visto merodeando la fábrica de ladrillos donde trabaja.

4) En el transcurso de la investigación, los pesquisas recibieron datos de que Daiana podría haber sido entregada a una red de trata de personas con fines de explotación sexual, aunque hasta el momento los mayores indicios llevan a los investigadores a pensar en un asesinato.

5) La hipótesis del crimen comenzó a cobrar más fuerza en los últimos días a partir de algunas pistas encontradas en la fábrica de ladrillos y en el barrio donde viven la familia de la víctima y el sospechoso, gracias al trabajo de los perros rastreadores de los bomberos de Punta Arena, que acompañan los rastrillajes encarados por personal de Policía y Gendarmería. Los canes "Duke" y "Halcón", que son los mismos que ayudaron a encontrar el cuerpo de Aracelli Fulles y que fueron traídos a Tucumán para colaborar en la búsqueda marcaron los tabiques de ladrillos de uno de los hornos, que fue desarmado por el personal de criminalística en búsqueda de restos, lo cual, según los investigadores, ubicaría a Diana en la ladrillera. Los perros también encontraron en la zona un colgante con la letra "D" y una prenda de encaje que podría estar manchada con sangre. Se espera que los resultados de los estudios de ADN realizados a esos elementos y a los ladrillos que marcaron los perros ayuden a esclarecer el caso.

6) Otras pistas. Los perros llevaron a los investigadores hasta la casa de Suárez y trazaron un camino hasta la costanera del río Salí, a pocas cuadras de la zona donde Daiana desapareció. Además, en un allanamiento realizado este jueves en la casa de Suárez, hallaron un manuscrito que confirmaría la participación de los allegados al sospechoso en el encubrimiento del presunto crimen.

7) Posibles encubridores. Los investigadores creen que Suárez habría asesinado a la chica y que habría contado con la colaboración de varias personas para deshacerse del cuerpo. Por pedido del fiscal Bonari, fueron detenidos Fabián "Sapo" Pacheco, compañero de trabajo de Suárez, y Juan Mátar, el dueño de la ladrillera donde, se presume, habrían quemado los restos de la menor. También fueron detenidos César y Miriam Suárez, hermanos del principal acusado, acusados por presunto encubrimiento; y Yanina Alejandra Villareal, la esposa de Darío Suárez, quien según el fiscal podría haber tenido actitudes para ocultar el crimen. Igual acusación pesa sobre Elena Villareal, cuñada del acusado, y su suegra, Juana Rosa Funes, quienes viven frente a la casa de la familia Garnica. Además, fueron detenidas Mavi Castro, prima de Suárez, y Carmen Santana, presunta amante del principal sospechoso, sobre quienes pesa la sospecha de encubrimiento del crimen. Finalmente, también quedó detenida una mujer que se presentó de manera espontánea como testigo, quien según los investigadores sería la ex esposa del hermano de Darío Suárez y estaría sospechada de encubrimiento.

8) Se espera que el fiscal Bonari defina en los próximos días si pide la prisión preventiva de nueve de los detenidos, algo que ya se concretó en el caso de Suárez, Pacheco, Mata y Castro.

Te puede interesar