Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Inauguran en la Plata un espacio para alojar a enfermos terminales que no tienen quién los cuide

Es a partir de un convenio entre el Hospital San Juan de Dios y el Arzobispado

Jueves 07 de septiembre de 2017 • 15:47
SEGUIR
PARA LA NACION
0
El primer hospice de la región La Plata tendrá lugar en las inmediaciones del Hospital San Juan de Dios.
El primer hospice de la región La Plata tendrá lugar en las inmediaciones del Hospital San Juan de Dios..

LA PLATA.- El hospital provincial San Juan de Dios de esta ciudad tendrá, en diciembre, un lugar donde podrán alojarse quienes tengan enfermedades terminales y no cuenten con familiares, amigos o allegados ni medios económicos para sostenerse.

El día 20 de julio se firmó el contrato de concesión por el cual el hospital San Juan de Dios cede por el término de 3 años al Arzobispado de La Plata, representado por el Monseñor Alberto Bochatey, la casa ubicada en la calle 25 entre 70 y 71, para que allí funcione el Hospice Inmaculada. Antes en ese lugar vivían las Hermanas de la Misericordia, pero ahora está deshabitado y será adaptado para recibir a nuevos huéspedes.

"Es un centro de referencia y modelo asistencial direccionado a pacientes que padeciendo una enfermedad incurable, progresiva y en fase terminal, transitan el final de sus vidas, teniendo en cuenta a la persona como centro absoluto de atención, contemplando la multidimensión del hombre desde una concepción biológica, psicológica, espiritual y social", dijo el Dr. Daniel Corsiglia, Director Ejecutivo del Hospital San Juan de Dios.

El hospice estará formado por un equipo interdisciplinario, integrado por profesionales de la salud, acompañantes y otros prestadores de servicios, todos voluntarios de la Asociación Civil Inmaculada. En total son cerca de 25 personas, en su mayoría mujeres.

En el lugar habrá espacio para cinco personas que tengan una enfermedad terminal que serán cuidadas por las voluntarias, y un cuarto extra para que niños con enfermedades terminales puedan alojarse con algún familiar.

Guillermo Deledone, médico paliativista e integrante de la Asociación Inmaculada, fue designado como futuro director del hospice. "La idea surge en el 2014 a través de la Hermana Beatriz, una de las Hermanas de la Misericordia que estaba en ese momento en la casa de las monjas del San Juan de Dios. Ella nos convocó a algunos profesionales de cuidados paliativos a formar un hospice, un lugar donde podamos asistir al enfermo y a la familia en toda su dimensión", contó Deledone a LA NACION , y advirtió que "hospice" es una palabra en inglés que significa hospedar.

Anteriormente vivían allí las Hermanas de la Misericordia
Anteriormente vivían allí las Hermanas de la Misericordia.

El objetivo es que quienes no tengan familia que los acompañe ni una obra social o medios económicos para sostenerse y estén atravesando la etapa final de una enfermedad terminal no tengan que morir en un hospital.

Desde ese 2014 fueron organizando cursos para los voluntarios que tuvieran "una vocación humana y una identificación católica donde la fe es lo que nos mueve a actuar como profesionales y como personas", indicó Deledone, quien trabaja desde 2007 en cuidados paliativos de pacientes oncológicos.

La Asociación Civil Inmaculada desarrolla desde hace tres años tareas de voluntariado en cuidados paliativos en la ciudad y este hospice será su primera sede en La Plata. Entre sus principios está el de brindarles a las personas enfermas "una mejor calidad de vida por medio de una asistencia humanizada, basada en la ciencia, la razón y la fe".

En Argentina funcionan actualmente 18 centros hospice a cargo de asociaciones civiles. Los más cercanos a La Plata se encuentran en Mar del Plata y Luján.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas