Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Nuevas oportunidades: Reveco y Chocolatito González merecen más jerarquía

Osvaldo Príncipi

SEGUIR
PARA LA NACION
Viernes 08 de septiembre de 2017
0

El mendocino Juan Carlos Reveco, ex bicampeón mundial, y el nicaragüense Román "Chocolatito" González, ex cuádruple titular, tendrán este fin de semana sus esperadas oportunidades para darle más jerarquías a dos carreras meritorias. Paradójicamente, sin coronas en la actualidad, pero con una reputación incuestionable en la industria de este deporte.

Allá por 2009, Reveco y González, estuvieron a punto de pelear en Oriente, pero no se dio. Todas las ventajas por entonces -deportivas y económicas- favorecían al nicaragüense y Reveco insinuó, a partir de allí, una rebeldía profesional que jamás pudo cristalizar hacia un rumbo diferente.

A los 34 años y a 20 meses de su segunda derrota con Kazuto Ioka, en Japón, el boxeador de Malargüe afrontará esta noche, en tierra cuyana, en General Alvear, una atractiva eliminatoria al cetro mosca de la FIB (televisa TyC Sports, desde las 22 horas), ante el tailandés Komagrich Nantapech, de 28 años, un tosco tirador de golpes, y un inquietante historial de 22 exitos(15 por KO) y 4 derrotas. Su discutido revés frente al filipino Donnie Nietes, tricampeón mundial, lo posicionó en éste cotejo selectivo.

Reveco representa al último gran referente de la escuela mendocina en el boxeo grande. Tiene clase y técnica para competir como pocos en el continente y sus ganchos de izquierda son letales. Prolongó, a modo artesanal, estos lanzamientos con los cuales su comprovinciano Pablo Chacón sedujo a más no poder en la última parte del siglo XX.

¿Cómo está Reveco?

Su motivación es el gran interrogante y ello condiciona todo. Hasta el resultado de la pelea. Su expresión anímica en su caída categórica ante Ioka, a fines de 2015, lo mostró espiritualmente vacío y eso fue decepcionante. Tanto como el mismísimo desarrollo del match.

El "envejecimiento" boxístico de Reveco deberá añejarse en su sabiduría, su experiencia y su estado mental. Si puede combinarlos, logrará una recuperación - casi plena- que tanto él como el pugilismo argentino necesitan inmediatamente.

Román "Chocolatito" Gonzalez fue considerado el mejor pugilista de 2016 por el Consejo Mundial de Boxeo. Ansiaba igualar las 49 victorias consecutivas de Rocky Marciano y sus comparaciones con su compatriota Alexis Arguello eran cada vez más frecuentes. Pese a sus cinturones en los pesos mínimo, minimosca, mosca y supermosca, el tailandés Winsaksill Wangek, sobre la base de un estilo sucio de cabezazos y golpes abiertos, le quitó el invicto en su 47º combate. Nadie lo esperaba. Fue un fallo pésimo y de contorno político contra la difusión del boxeo en Nueva York.

Mañana, en Carson, California -televisa Space desde las 23-, disputarán la revancha por el título mundial supermosca (CMB), en un atractivo cotejo que proyecta a González como favorito. "Chocolatito" insinuó ser el Nº 1 en su momento. Sin embargo, una injusticia lo relegó de tal privilegio. Ahora, tiene "deber y derecho" de poner las cosas en su lugar.

Son pilares en los pesos pequeños y fueron los grandes protagonistas, de la última década, entre los 49 y 52.100 kg. Mas allá de la aparición de asiáticos rutilantes como Naoya Inoue o Donnie Nietes, tanto Reveco como González son dos clásicos animadores de las carteleras internacionales y no merecen extinguirse con esta languidez. Y en este fin de semana lo pondrán a prueba.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas