Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un Molière sublimado en una puesta brillante

Viernes 08 de septiembre de 2017
0
Foto: LA NACION

Harpagón es un avaro de cariño, también, que se vuelve amargo y seco a fuerza de tanta tacañería. Es avaro en el amor, en la confianza, en la lealtad. A nadie ve de su lado: todos son sus enemigos, teme que todos le quieran robar. Así, junto a sus monedas de oro, sólo le queda la soledad. Del amplio panorama que abarca Molière, la directora Corina Fiorillo deja un poco de lado la crítica social y hace foco sobre todo en el juego, en la comedia, que potencia con música, canciones y coreografías. Desde el comienzo la directora y sus actores se meten al espectador en el bolsillo con situaciones disparatadas, bien pensadas y mejor resueltas por un elenco preciso: Antonio Grimau, Nelson Rueda, Iride Mockert, Julián Pucheta, Edgardo Moreira, Silvina Bosco, Nacho Vavassori, Marcelo Mazzarello, Maia Francia y muchos más .

El avaro

De jueves a sábados, a las 20.30; y domingos, a las 20, en el Regio, Córdoba 6056.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas