Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Seguridad vial: la importancia del control de estabilidad

Se postergaría su obligatoriedad en los modelos nuevos hasta 2020

Sábado 09 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

El control de estabilidad, que tiene diversas siglas, aunque la más conocida y popular es ESP (Electronic Stability Program) por las siglas en inglés de Programa Electrónico de Estabilidad, es un elemento que incrementa la seguridad.

¿Cómo funciona el ESP? Es uno de los más importantes dispositivos de seguridad activa del que disponen muchos modelos, pero no todos. El sistema cuenta con un microprocesador que verifica constantemente las señales de múltiples sensores para comprobar básicamente si la dirección que el conductor quiere llevar es la real del vehículo; si hay un conflicto entre ambas, el ESP utiliza selectivamente el sistema de frenos de la unidad (que debe contar con ABS, Anti Block System), en forma transparente al conductor (es decir, éste no tiene intervención alguna), para estabilizar el vehículo, siempre dentro de los límites de la física. El ESP además puede reducir el par motor (o torque) del propulsor para corregir la trayectoria.

¿Para qué sirve el ESP? Muy simple, para salvar vidas remediando no pocos excesos de conducción como tomar curvas a alta velocidad o solucionar problemas de adherencia, para lo cual en general también integra al control de tracción o ASR (Anti Slip Regulation). Por lo tanto, debería ser obligatorio (como el ABS y los airbags frontales). De hecho, en 2013, los fabricantes, los importadores y el gobierno nacional acordaron su obligatoriedad para todos los modelos inéditos (no los que ya estuviesen a la venta) desde el 1° de enero de 2018.

Según diversas fuentes, esta obligatoriedad se postergaría hasta 2020 por cuestiones comerciales. Sería una muy mala decisión, porque las vidas humanas están primero y los accidentes viales se llevan demasiadas todos los años

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas