Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

All Blacks-Los Pumas, por el Rugby Championship. Los bastiones de la máquina negra, el mejor equipo de todos

Nueva Zelanda asombra en el deporte por su dominio de décadas en el rugby; mañana jugarán varios habituales suplentes, pero en pleno recambio se basará en cinco baluartes que sostienen la supremacía

Viernes 08 de septiembre de 2017 • 08:00
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Los neozelandeses son desde siempre una barrera para los Pumas: sobre 29 partidos, se impusieron en 28 y empataron el restante
Los neozelandeses son desde siempre una barrera para los Pumas: sobre 29 partidos, se impusieron en 28 y empataron el restante. Foto: LA NACION / Rodrigo Néspolo

NUEVA PLYMOUTH, Nueva Zelanda.- Cae Usain Bolt, aparecen las estadísticas. Pierde Roger Federer, emergen decenas de números. Sus supremacías son tan notorias que sus tropezones siempre provocan enormes impactos. Por su parte, el sábado 1 de julio quedó marcado en rojo en el calendario de los All Blacks : su derrota por 24-21 a manos del poderoso combinado British & Irish Lions hizo inevitablemente aparecer las estadísticas. Era la primera caída de los hombres de negro en un compromiso internacional en su casa desde 2009.

Sin embargo, con la reputación y el prestigio de ser el mejor equipo de la historia del rugby, los All Blacks gozan de tener en favor la mayoría de los números. En su último encuentro previo al choque con los Pumas batieron a Australia por 35-29 en un enfrentamiento inolvidable. Contra los Wallabies no pierden como locales desde hace 16 años.

Pero en los últimos dos años los hombres de negro experimentan una progresiva renovación. Y la reconstrucción del seleccionado luego del título mundial conseguido en 2015 continúa por un sendero exitoso. Varios de los apellidos fueron reemplazados pero el poderío nunca disminuyó. Atrás quedaron los tiempos de leyendas como Richie McCaw, Dan Carter, Conrad Smith, Keven Mealamu y Ma'a Nonu. Hoy, otros nombres han tomado la posta y hacen su contribución para continuar con el legado. Por supuesto, mal no les va. En octubre de 2016 los All Blacks volvieron a pulverizar registros. Derrotaron por 37-10 a Australia en el Eden Park, de Auckland, y quebraron el récord mundial de victorias consecutivas, con 18. La racha se cortó en el partido siguiente, en Estados Unidos, al caer por 40-29 ante Irlanda, que tuvo que esperar 111 años para vencer a los neozelandeses.

¿Quiénes forman la columna vertebral del conjunto de rugby más poderoso del planeta? En el caso del cruce de mañana, cinco figuras sobresalen del resto. No obstante, el entrenador Steve Hansen puede darse el lujo de poner a descansar a varias piezas dado que en cada lugar de la cancha cuenta con al menos tres jugadores de alta jerarquía mundial. Los destacados que desafiarán a los Pumas son los siguientes:

Dane Coles

Fuerza, movilidad y velocidad. El capitán de Hurricanes cuenta con las cualidades esenciales de un primera línea de alto nivel internacional. El hooker de 30 años cumplió en la última victoria sobre Australia 50 partidos en su seleccionado. Es considerado uno de los mejores del mundo en su posición. Viene de batallar con una lesión que lo marginó de los All Blacks durante nueve meses. Además, no pudo protagonizar el inicio del Rugby Championship porque estaba superando síntomas de una conmoción cerebral. En su vuelta ante los Wallabies fue clave para someter a sus adversarios en el scrum. El entrenador Steve Hansen celebra su regreso.

Brodie Retallick

El gigante de 2,04 metros y 26 años es un baluarte en el esquema de Hansen. Su aporte es vital en la zona de contacto y en el patrón de ataque neozelandés. En 2014 fue nombrado como el mejor jugador del mundo y al año siguiente fue campeón en el Mundial de Inglaterra. El entrenador nunca duda de elogiarlo: "Sam Whitelock y Brodie Retallick forman la mejor segunda línea en el rugby mundial". Tenaz, hábil con el balón en las manos, el forward exhibe otra virtud que en su seleccionado le valoran: la capacidad atlética para mantenerse en juego sin fisuras durante los 80 minutos. En este Rugby Championship, por ejemplo, jugó completos los dos cruces con Australia. Y tampoco se perdió minutos en la última serie de tres partidos contra British & Irish Lions.

Su complemento en la segunda línea con Whitelock es una de las explicaciones del dominio global actual de Nueva Zelanda. Ambos forman un cóctel abrasivo que desgasta rivales permanentemente. Retallick (66) es parte de los 20 jugadores que acumulan más presencias en la historia con la camiseta negra y ostenta la mayor efectividad de triunfos: 93,18%.

Cinco destacados de los poderosos All Blacks
Cinco destacados de los poderosos All Blacks.

Kieran Read

"Pongamos la pelota adelante. Yo voy a tratar de ganarla". En la segunda fecha del Championship, en un final electrizante, Australia tenía la victoria en sus manos en Dunedin. Quedaban tres minutos. Pero el alma de los All Blacks batalló, y rompió líneas y Read hizo su contribución en una jugada magnifica que sentenció Beauden Barrett. Deportista dominante y consistente, el octavo fue distinguido como el mejor rugbier del mundo en 2013. "Es un jugador irreal y un líder irreal", lo definió su compañero Wyatt Crockett.

Su crecimiento en los All Blacks fue progresivo, al punto de que Read representó a su país en todas las categorías juveniles. Tras casi una década en el primer equipo, ya suma 102 caps y está a apenas diez de Carter, el cuarto en cantidad de participaciones.

Después del retiro de Richie McCaw, Read se convirtió en el caudillo de su seleccionado y heredó la capitanía. Cuando firmó un contrato de dos años que lo ató a su seleccionado hasta el Mundial Japón 2019, se convirtió en el primer neozelandés en romper la barrera salarial del millón de dólares de su país.

En estas tierras aseguran que ser capitán de los All Blacks es el segundo trabajo más renombrado después del de primer ministro. El galardón tiene prácticamente un peso político. Los que van un poco más allá señalan que Read tranquilamente podría ser una alternativa para quien hoy desempeña ese cargo, Bill English, referente del Partido Nacional.

Beauden Barrett

En este país, el apertura de 26 años es considerado el sucesor de Dan Carter. Sus números son magníficos: 55 caps, 396 puntos, 49 triunfos, 4 caídas y 2 empates. Es el cuarto jugador más anotador en la historia de los All Blacks. De gran movilidad y notable cambio de ritmo, siempre gana metros con el balón en las manos. Sus ejecuciones son de excelencia con ambos pies. Al mejor exponente de este deporte en 2016 nunca le pesa la presión, y él se mueve por las canchas con una soltura notable. Steve Hansen no precisó demasiados partidos para confirmarle la titularidad. Aquí será la estrella mimada, porque Barrett, al igual que sus hermanos nació en Nueva Plymouth.

Sonny Bill Williams

"SBW" es un deportista especial. Antes de jugar al rugby union (el que se practica mayormente, como en la Argentina) actuó en rugby league y fue boxeador profesional entre 2009 y 2013. En 2008 abrazó el islam luego de recuperarse de su adicción al alcohol. Destacado por interpretar como pocos el off-load, exhibe un físico imponente que lo convierte en un jugador polivalente.

Su reciente expulsión ante British & Irish Lions fue la primera de un neozelandés en un partido celebrado en su país. Todo un acontecimiento. Y con ello el centro fue el primer jugador de su seleccionado expulsado en los últimos 50 años. El antecedente más inmediato de una tarjeta roja a una camiseta negra era de Colin Meads en 1967.

Más allá de eso, con sus 1,94 metros y 108 kilos, posee una velocidad explosiva. A los 32 años, el back se consolidó en el equipo sobre la base de su elegante técnica, sus reflejos y su penetración de las defensas.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas