Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Huracán Irma. Caballos en peligro: faltan transportes para evacuarlos en Miami, donde ya no hay actividad hípica

Ante el fenómeno que se avecina en Florida, suspendieron las carreras en Gulfstream Park y ya trasladaron a más de 700 ejemplares, aunque no alcanzan los trailers y camiones

Jueves 07 de septiembre de 2017 • 21:18
0
Gulfstream Park se prepara para recibir al huracán Irma
Gulfstream Park se prepara para recibir al huracán Irma.

El devastador paso del huracán Irma por el Océano Atlántico y las implicaciones que pueda tener su arribo al estado de Florida durante el fin de semana han hecho que el hipódromo de Gulfstream Park, al norte de Miami, haya tomado medidas de prevención para reducir al mínimo las consecuencias del fenómeno natural.

La primera decisión fue la suspensión de los programas de carreras pautados entre el jueves y el domingo, ambas fechas inclusive. Cuando se tenga referencia de los daños causados, sólo allí se reanudarán las carreras, pero no será antes del miércoles 13. Las autoridades del escenario ubicado en Hallandale Beach, donde se disputa la Pegassus World Cup, establecerán a corto plazo la realización de una o más jornadas adicionales para compensar los días que se pierdan.

Por otra parte, el hipódromo tomó la determinación de iniciar un proceso de evacuación para unos 750 caballos residentes en sus instalaciones. Esos ejemplares estaban alojados en las caballerizas más antiguas, cuya ubicación las hace mucho más susceptibles a inundaciones como las que se esperan. Los caballos ya evacuados fueron llevados, de acuerdo a la preferencia de sus entrenadores, a Palm Meadows o a Ocala.

"Acá cancelaron todo. Nos dijeron que lo más fuerte podía ser por donde vivimos y alrededores. Así que tuvimos que evacuarnos hacia Orlando"
Jorge Ruiz Díaz (jockey argentino)

Los caballos restantes, alrededor de 500, permanecerán en Gulfstream Park, en las caballerizas más nuevas o en las tiendas de campaña que se habilitan como caballerizas. Estas últimas pueden resistir vientos de hasta 280 kilómetros por hora, lo que en teoría las haría resistentes al fenómeno que se avecina. Además, se supo que otros 450 ejemplares que se alojan en Gulfstream Park West (el antiguo Calder Race), más alejado de la costa, permanecerán allí.

Los empleados y trabajadores de los studs (peones, serenos, capataces y hasta veterinarios) podrán permanecer en los dormitorios de las caballerizas, que cumplen con los estándares de seguridad requeridos en estos casos.

El éxodo de los ejemplares no ha sido una tarea sencilla, a pesar de que comenzó a hacerse con la suficiente antelación. Por un lado, se ha hecho insuficiente el número de transportes equinos para afrontar la emergencia, y por el otro, han coincidido con la salida de los habitantes de la zona, lo que ha creado enormes problemas de tráfico. Un viaje de 67 kilómetros desde Gulfstream Park a Palm Meadows llegó a demandar casi seis horas y media.

Se espera que el huracán Irma llegue al sur del Estado el domingo. Y como no hay obligación de abandonar esa zona en la que están los hipódromos, hay entrenadores que decidieron quedarse aduciendo que las tormentas afectarán de igual forma a los centros de entrenamientos alternativos. Mientras tanto, las autoridades del hipódromo trabajan con el mayor esfuerzo por garantizar las mínimas condiciones de seguridad para quienes permanezcan en sus instalaciones durante los próximos días.

Gulfstream Park estuvo lleno para ver a Arrogate en enero; este fin de semana será casi un desierto
Gulfstream Park estuvo lleno para ver a Arrogate en enero; este fin de semana será casi un desierto.

Fuente: Paulick Report

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas