Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El clima sigue en el centro de la escena

Sábado 09 de septiembre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Si bien el "mercado climático" propiamente dicho se encuentra virtualmente terminado tras el paso de agosto, las vicisitudes climáticas en los Estados Unidos todavía no cesan. En tal sentido, las subas verificadas particularmente por el mercado de la soja en Chicago durante la semana pasada muestran que la climatología en aquella región del mundo no da tregua.

A la irrupción del huracán Irma, que ingresaría sobre el sudeste estadounidense, pero que no se sabe bien hacia dónde podría dirigirse una vez que toque tierra, se suman pronósticos de bajas temperaturas que podrían transformarse en heladas tempranas y afectar importantes zonas sojeras estadounidenses donde los cultivos -algunos atrasados en su ciclo- todavía se encontrarían susceptibles a esas bajas.

Pero ello no es todo. Otras importantes regiones productivas en el nivel global también se encuentran actualmente atravesando condiciones climáticas adversas. Por caso, la ola de calor y la falta de precipitaciones que aquejan Europa afectaron los cultivos con limitantes productivas y de calidad, para el caso del trigo.

Mientras que en los países que formaban la ex URSS hay problemas en la producción de colza/canola y, en menor medida, de girasol. Por otro lado, la zona de la Manchuria china (norte productivo de ese país) también muestra condiciones de altas temperaturas y falta de lluvias, aunque han mejorado algo recientemente. Incluso Australia también está padeciendo una importante falta de humedad en el este de la isla, su principal región productiva.

El clima presiona sobre los precios
El clima presiona sobre los precios.

Particularmente, lo que sucede en América del Sur obviamente llama de forma poderosa la atención de los operadores internacionales de granos. Las importantes inundaciones registradas desde hace un tiempo en la Argentina (aunque últimamente viene bajando algo el agua en los campos) generan dudas respecto del área final a implantarse con los granos gruesos en el país, como también sobre la elección de los cultivos a sembrar. Pero, quizás, una de las cuestiones climáticas que más afectan es la sequía que está registrándose en la región central de Brasil. En el vecino país, más precisamente en Mato Grosso, que es el principal estado agrícola, actualmente se está terminando de sembrar soja y no son pocos los que auguran un pronóstico complicado si la actual sequía persiste. Si bien todavía falta mucho, esta situación en el territorio brasileño no deja de ser vista como un potencial problema.

Así las cosas, pareciera quedar claro que si bien "Chicago queda en Estados Unidos", no es la única región del mundo que estaría con algún problema. Otras áreas importantes también se encuentran con inconvenientes, mientras que América del Sur presenta complicaciones potenciales.

Dentro de ese contexto se incrementan las consultas de muchos productores sobre la posibilidad de ir concretando ventas con valores de la soja disponible que nuevamente se van acercando a los 4500 pesos por tonelada. Teniendo en cuenta esto, y más allá de que el precio resulte atractivo, parece casi prohibitivo tomar una decisión de venta si no está acompañada de un call (local o en Chicago).

Por otro lado, también resulta conveniente comenzar a "orejear" con mayor atención los precios de la soja de la nueva cosecha. Nuevamente las cotizaciones se ubican en torno de los 260 dólares por tonelada. En este sentido, vale la pena ir analizando las alternativas de puts sintéticos y puts naturales que el mercado ya está operando. Es un movimiento para seguir con atención.

El autor es socio de Nóvitas

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas