Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Una vuelta a la rotación de los cultivos

La diversificación de los planteos agrícolas con cereales permite mejorar la sustentabilidad del sistema general

Sábado 09 de septiembre de 2017
0

En la última campaña, el área sojera perdió terreno frente a los cereales, aunque mucho menos de lo que se esperaba. En el mediano plazo, la diversificación de cultivos permitiría achicar a la mitad la brecha entre los rendimientos promedios y de punta que hoy está entre el 25% y el 35%.

Desde que asumió el actual gobierno, la Argentina presenta un nuevo mapa productivo. Excepto la soja, que sigue abonando un 30%, el resto de los cultivos gozan de una quita total de retenciones desde fines de 2015. En este marco cabe preguntarse ¿la soja sigue siendo rentable o perdió terreno frente a otras opciones?

El Coordinador de Proyectos de la Fundación Producir Conservando, Gustavo Oliverio, explica que la superficie sojera perdió preponderancia ante el avance del maíz y el trigo, pero que esa baja fue menor a la esperada. "Disminuyó un 5% o 7%. Eso significa un millón de hectáreas menos. Sobre aproximadamente 20,5 millones que se sembraban, en la última campaña fueron 19,5. La reducción fue muy menor a la que se esperaba. Los cereales van a recuperar terreno, pero no necesariamente a expensas de la soja. Esto hace posible que se produzca una mayor rotación de cultivos y aporte de carbono al suelo".

La posibilidad de sembrar el cultivo con una menor inversión inicial hace prever que la soja continuará liderando los planteos productivos de la Argentina. De hecho, desde la Fundación Producir Conservando acaban de proyectar que en diez años la cosecha argentina podría alcanzar las 160,1 millones de toneladas de granos sobre una superficie total cultivada de 42 millones de hectáreas. Así, en 2027, la superficie cultivada con soja podría rondar las 22 a 24 millones de hectáreas. "La soja va a seguir representando algo más del 50% de la superficie", dice Oliverio.

Pero teniendo en cuenta que las retenciones a la soja disminuirían un 0,5% por mes desde enero del próximo año, ¿los cereales mantendrán su competitividad en el mediano-largo plazo o se volverá al monocultivo? Para Oliverio, la mayor inversión que en el mientras tanto se volcará en otros cultivos evitará esa situación. "En los últimos años hubo poca inversión. Pero ahora el maíz y el trigo, gracias a una mayor apuesta tecnológica, van a mejorar su rendimiento".

Según los estudios de Producir Conservando, en la última década el cultivo de trigo a nivel país creció a una tasa anual de rendimiento del 1,56%, con una producción media de 26,95 qq/ha. Para el caso del maíz el rendimiento promedio fue de 66 qq/ha, con una tasa anual de crecimiento del -0,3%. El cultivo de soja, en tanto, mostró un rendimiento medio de 26,6 qq/ha con una tasa anual de crecimiento del 0% en los últimos 10 años.

"Estas tasas de crecimiento marcan un claro estancamiento productivo que sin duda es coincidente con el abandono de la rotación de cultivos en muchas zonas donde la soja pasó a ser el cultivo dominante y a su vez se redujo el uso de tecnologías clave para el rendimiento como los fertilizantes", explica Oliverio.

Así, según la Fundación, la brecha entre los rendimientos promedio de distintos partidos y departamentos respecto de los obtenidos en campos de punta en cuanto al uso de tecnología es de entre un 25% y un 35%, dependiendo de la zona y el cultivo. "Esto marca el rápido crecimiento que obtendríamos en los resultados con la sola decisión de utilizar las tecnologías disponibles", acota el analista y augura que para los próximos 10 años se podría capturar el 50% de esa brecha actual de rendimientos.

Asimismo, Oliverio destaca que la rotación de cultivos favorece no sólo la nutrición sino también el control de malezas y enfermedades, y por ende, los rendimientos. "Cada productor que hoy hace soja, pero rota cultivos, tiene más potencial de rendimiento. La soja sembrada sobre rastrojo de maíz rinde entre un 8% y 12% más", puntualiza.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas