Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Ordenan un amplio rastrillaje a lo largo del río Chubut

Lo dispuso el juez federal de Esquel; lo realizará un centenar de efectivos de la Prefectura y un helicóptero de la Policía Federal; no ingresarán al territorio ocupado por los mapuches

Viernes 08 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Sergio Maldonado, hermano de Santiago, y su esposa en los tribunales de Esquel
Sergio Maldonado, hermano de Santiago, y su esposa en los tribunales de Esquel. Foto: LA NACION / Santiago Hafford

ESQUEL.- El juez federal de Esquel, Guido Otranto, ordenó ayer un exhaustivo rastrillaje en ambas márgenes del río Chubut y aguas abajo de donde se sitúa el predio ocupado por la comunidad mapuche en Leleque, de manera de descartar la posibilidad de que el cuerpo de Santiago Maldonado se halle en ese extenso curso que serpentea a lo ancho de la provincia de Chubut.

A lo largo de más de 800 km, la búsqueda comenzará hoy y no tiene fecha de finalización. La encabezará la Prefectura Nacional, con refuerzos del destacamento de Bariloche, de buzos tácticos y de un helicóptero de la Policía Federal. El contingente que se movilizará, sin ingresar al Lof de Resistencia en el departamento de Cushamen, será de aproximadamente un centenar de efectivos con la orden expresa de que no se cese en la búsqueda hasta tanto el curso y sus márgenes no hayan sido examinados de forma minuciosa.

Así lo afirmaron a LA NACION fuentes judiciales, que no descartan que el joven desaparecido desde el 1° de agosto haya sido herido o golpeado en algún posible enfrentamiento cuerpo a cuerpo con gendarmes a la vera de ese río. Ése es el punto, según las fuentes, donde el rastro de Maldonado entra en un cono de sombras. Por las declaraciones de testigos, que aseguraron esta semana haber reconocido a Maldonado por su vestimenta el 31 de julio, durante un corte en la ruta 40, y dos días antes durante una protesta frente a los tribunales en esta ciudad, en la que se reclamaba por la liberación del lonko Facundo Jones Huala, "la causa suma con un alto grado de certeza la presencia del joven en Leleque, al menos horas antes del procedimiento del 1° de agosto", señaló la fuente, en lo que constituye un giro en la investigación, ya que antes de las testimoniales se dudaba sobre la presencia del joven.

Tras observar varios videos donde se lo ve a Maldonado encapuchado tirando piedras en ambas manifestaciones, los investigadores concluyeron que el tatuador se encontraba en la comunidad cuando ingresó la Gendarmería. Además de los dichos de esos testigos, la creencia de que Maldonado estuvo efectivamente ese día allí está respaldada por otras testimoniales que, si bien entraron "en flagrantes contradicciones entre sí" y relataron hechos por momentos "dudosos o muy inconsistentes", sirvieron para ubicar a Maldonado en el predio.

Es la primera vez desde que se inició la causa que la Justicia da por veraz la versión que hace tiempo viene sosteniendo la familia Maldonado y la comunidad mapuche sobre su presencia allí.

Según las mismas fuentes, si bien no existen todavía elementos probatorios en la causa que indiquen una presunta responsabilidad de la Gendarmería en su desaparición, mientras se esperan los resultados de cotejos genéticos en los rastros biológicos levantados en móviles de la fuerza, la investigación busca descartar que el joven haya sido herido y abandonado en el lugar, pero no detenido. Los rastros odoríficos con prendas de Maldonado dieron negativo dentro de los móviles y de los escuadrones de Esquel, El Bolsón y José de San Martín.

Las fuentes aseguraron que no se allanará el Lof, ya que no existen indicios sólidos de que Maldonado pudiera ocultarse allí o haber sido retenido contra su voluntad por la comunidad mapuche. "Esta semana apareció flotando el cuerpo de una mujer en la laguna Zeta, a unos 3 km de Esquel, que había desaparecido en 2014", dijeron los investigadores. "Y eso que se trata de una laguna circular que se alimenta por debajo del mallín. El cuerpo salió a la superficie o se hizo visible recién tres años después."

De todas maneras, los investigadores esperan con ansiedad los peritajes que realiza la división criminalística de la Policía Federal, que levantó huellas y rastros en escuadrones y móviles de la fuerza, cuyos resultados no han sido todavía comunicados a las autoridades judiciales. En el mismo sentido, también se está a la espera de las comparaciones genéticas que realiza el Servicio de Huellas Digitales Genéticas, a cargo del doctor Daniel Corach.

"La prueba científica, si da positivo, es lo que realmente ayudaría para imputar a la Gendarmería, ya que el único testigo que asegura haber visto cómo Maldonado era apresado por esa fuerza no es solvente en su relato y se contradice en detalles con los dichos de otra mujer mapuche que también afirma haber visto cómo gendarmes formaban una valla humana para presumiblemente mover un bulto de un móvil a otro."

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas