Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Huracán Irma: ubicaron al argentino que estaba en Saint Martin

Carolina Marull, la hermana de Nicolás, contó a LA NACION que una amiga de la familia que reside en la paradisíaca isla les envió un mensaje por redes sociales para llevarles tranquilidad

Viernes 08 de septiembre de 2017 • 10:16
0
La familia espera poder hablar con Nicolás
La familia espera poder hablar con Nicolás. Foto: Familia Marull

La familia de Nicolás Marull respira un poco más aliviada. Después de temer por el destino de Nicolás, quien hace cuatro años vive en Saint Martin -una de las islas golpeadas con fuerza por el huracán Irma anteayer-, en las últimas horas una amiga del argentino, que también reside en ese país caribeño- les confirmó que lo había visto tras el paso de la tormenta y que estaba bien.

"Ayer por la tarde noche una amiga de mi hermano que es francesa y vive también en Saint Martin, tuvo un poco de señal en el teléfono y escribió en Facebook que estaba bien. Enseguida, un conocido de mi hermano le preguntó si había visto a Nicolás y le dijo que sí y que estaba bien, que lo habían visto por la mañana. Luego se cortó y no tuvimos más comunicación con ella", dijo a LA NACION, con la voz más aliviada, Carolina Marull.

"Logró escribir que ella y su novio estaban vivos y respondió un mensaje que le preguntaban por mi hermano y dijo que estaba bien. Suponemos que es así, no creo que nos mienta. Igual, estamos a la espera de una confirmación oficial, más directa, o de poder hablar con mi hermano", agregó la mujer.

Carolina contó que su hermano vive en el segundo piso de un edificio en la isla y que "las autoridades de la isla les habían recomendado que nadie estuviera en la planta baja por riesgo a inundaciones y, finalmente, eso fue lo que pasó". "Entonces él se quedó en su departamento, tapó todas las ventanas y se encerró en el baño, que era el lugar más seguro", detalló la mujer sobre el lugar elegido por Nicolás para esperar el paso de Irma.

"Nosotros hablamos hasta último momento con él. Yo estuve intercambiando mensajes de WhatsApp hasta las 6 de la mañana, es decir, una hora antes de la parte más fuerte del huracán", dijo Carolina. "Él estaba bien con todas sus provisiones en su departamento y dijo que era impresionante la violencia del viento".

"Nos quedamos angustiados, se lo escuchaba nervioso", recordó sobre ese momento previo y agregó: "Con saber que está bien, estamos tranquilos. Él vive hace cuatro años allá y decidió quedarse a esperar la llegada del huracán. Él tiene su trabajo y amigos allá".

La familia espera poder hablar con Nicolás
La familia espera poder hablar con Nicolás. Foto: Familia Marull

"Sabemos que el tema energético en la isla está muy complicado. Entonces hasta que vuelva la luz y él pueda cargar el celular no sabemos cuánto tiempo pasará. Yo le mandé varios mensajes a esta chica que lo vio pero también está sin señal que es intermitente. Ahora estamos esperando poder hablar con él, pero este pequeño mensaje nos llena de esperanza. Estamos muy contentos, esperando tener otro mensajito, pero con un panorama muy distinto", concluyó Carolina.

Muertos y evacuados

En el Caribe, Irma dejó al menos 12 muertos -cinco de ellos en Saint Martin- y miles de personas quedaron sin hogar como consecuencia del paso devastador de del huracán , al que se sumaron ahora otros dos ciclones en una temporada infernal: José y Katia.

Irma, con vientos de casi 300 kilómetros por hora, avanzó ayer por las islas de Barbados, Saint Martin, República Dominicana, Haití y Puerto Rico, y se encamina hacia el sur de la Florida donde llegaría el fin de semana.

El Centro Nacional de Huracanes en Miami (NHC) informó ayer que Irma es el huracán más poderoso jamás registrado en el océano Atlántico se debilitó apenas levemente, sin bajar de la categoría 5, con vientos de 285 kilómetros.

Sólo en los territorios franceses de ultramar murieron al menos ocho personas y otras 23 resultaron heridas, informó el ministro francés del Interior, Gerard Collomb.

Según el funcionario, el número de fallecidos en las islas San Martín (isla dividida bajo el control de Francia y Holanda) y San Bartolomé podría ser más elevado porque los equipos de rescate no terminaron de inspeccionar las islas. "El reconocimiento comenzará realmente al amanecer", agregó.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas