Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La fragilidad del artista llevada a la pantalla

Sábado 09 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

Más allá del ojo crítico sobre una película (el que se convierte en las reseñas de cada jueves en los diarios), de Tango en París, recuerdo de Ástor Piazzolla se desprenden otras lecturas posibles complementarias al hecho cinematográfico en sí. El responsable de este trabajo, Rodrigo H. Vila -que hizo foco en otros personajes de la música, como el de la gran cantante de nuestro folklore en Mercedes Sosa: La voz de Latinoamérica (2013)-, desarrolla temas en paralelo que adquieren un notable protagonismo. Además del paso de Piazzolla por París, la película presenta a un personaje, el mendocino José Pons radicado en Francia. Y es a partir de registros del propio Pons y del testimonio de su esposa francesa, Jacqueline, que surgen los nuevos relatos. En primer lugar, el hecho de que la casa de los Pons en la calle Descartes 16 del Barrio Latino de París fuera el punto de encuentro de tantos artistas. Desde Piazzolla, Antonio Berni, Yupanqui, Mercedes Sosa, Horacio Ferrer y Jairo hasta muchos de los que pasaban por esa ciudad para actuar y hacían una visita fugaz a ese departamento. Además, la película es la construcción de un relato emocional. Porque en la visita de estas celebridades al departamento que los Pons habitaban con sus hijos había un necesidad afectiva. Piazzolla pasó varios cumpleaños con ellos. De una cena surgió un relato íntimo de Yupanqui que luego el folklorista convirtió en una canción con música de Piazzolla. Hasta Mercedes Sosa estaba ligada a esa familia a la que, si no visitaba, solía llamar por teléfono cuando estaba de gira. Evidentemente el ego de estos personajes talentosos y famosos se convertía en fragilidad cuando visitaban a los Pons. Ese es quizás el mayor hallazgo de Vila y de esta película.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas