Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

México, un país en permanente alerta por los terremotos

En la capital hay desplegados más de 8200 megáfonos que emiten alarmas sísmicas; también hay aplicaciones para celulares

Sábado 09 de septiembre de 2017
0
Un hotel colapsado en Matías Romero, estado de Oaxaca
Un hotel colapsado en Matías Romero, estado de Oaxaca. Foto: AFP / Victoria Razio

CIUDAD DE MÉXICO (AFP).- El violento terremoto de magnitud 8,2° en la escala de Richter que sacudió anteanoche la costa del Pacífico mexicano -y que se sintió en gran parte del país- disparó rápidamente una alarma sonora en toda la Ciudad de México.

Alertados por los 8200 megáfonos desplegados en toda la capital, sus cerca de 20 millones de habitantes se volcaron en masa -y precipitadamente- a las calles, incluso en pijama.

Desde hace dos décadas, la asociación Cires provee a la ciudad un sistema de sensores colocados a lo largo de la costa pacífica, donde el riesgo de sismos es mayor.

Las ondas sísmicas pueden recorrer los centenares de kilómetros que separan la costa de la capital en un minuto, y causar considerables daños, dado que la enorme ciudad está construida sobre un antiguo lago de gran extensión (el Texcoco).

Una vez detectado el sismo, el sistema lanza una onda que dispara las alarmas en escuelas, ministerios y otras oficinas, interrumpiendo automáticamente las emisiones de la radio.

Los mexicanos tienen entonces como máximo un minuto para reaccionar y salir de los edificios antes de que las construcciones empiecen a temblar.

Esta tecnología no estaba disponible durante el terremoto del 19 de septiembre de 1985 (de magnitud 8,1°), que devastó la capital, donde murieron más de 10.000 personas.

Instalados en una antigua construcción de tres pisos, los servidores de esta asociación detectan cada vibración del suelo, lo que dispara automáticamente las alarmas.

Desde el lanzamiento del sistema, en 1993, Cires ya emitió más de 60 alertas por terremotos de una intensidad de por lo menos 6° en la escala de Richter.

La tecnología smartphone también hizo su aparición en México en los últimos años, lo que permitió a sus habitantes recibir alertas a través de aplicaciones como SkyAlert o Alerta Sísmica DF.

De todas maneras, durante el terremoto de anteanoche varios usuarios reportaron problemas en sus mensajes de SkyAlert, probablemente por una saturación de las líneas.

El sistema se activa dos segundos después del comienzo de un sismo: SkyAlert envía una señal a los teléfonos celulares, que hace sonar el mensaje "alerta sísmica" e indica la intensidad del temblor.

La aplicación, lanzada en 2013, estaba inicialmente conectada al sistema Cires, pero su fundador, Alejandro Cantu, desplegó luego a lo largo de la costa mexicana sus propios sensores, importados desde Japón.

La aplicación se popularizó rápidamente. La versión gratuita sumó más de tres millones de usuarios en 2015. Poco después fue lanzada una versión paga que permite personalizar las alertas.

Para advertir a sus usuarios, la aplicación usa una red de banda ancha en lugar de las líneas telefónicas, que brinda mayor garantía de fiabilidad, según Cantu.

Qué determina el poder de destrucción

Ubicación

Esto es quizá lo más obvio. Un terremoto que remece un área altamente poblada puede causar mucho más daño que uno que sucede en un área con pocos habitantes o en el mar

Magnitud

Los científicos utilizan números para representar la cantidad de energía liberada por un sismo. Mientras más energía tenga, más capacidad destructiva puede tener, aunque ésta puede ser atenuada al combinarse con otros factores

Profundidad

En general, los sismos ocurridos a una mayor profundidad causan menos daños porque la mayor parte de su energía se disipa antes de llegar a la superficie

Epicentro

El epicentro es el punto en la superficie situado justo arriba de donde se origina el terremoto y es el lugar donde usualmente la intensidad es mayor

Suelos

La naturaleza de la tierra donde tiene efecto un sismo puede tener una profunda influencia en el daño que produce. Por ejemplo, el suelo suelto, arenoso y húmedo como el de Ciudad de México puede volverse más fluido e inestable si el temblor es fuerte y largo

Arquitectura

Juega un gran papel para determinar los daños. En países sensibles como México y Chile se toman precauciones en usar tecnologías antisísmicas en la construcción de los edificios tras las mortales experiencias de 1985 y 1963, respectivamente

Los testimonios de los argentinos

Hubo momentos de confusión y terror durante el sismo

"Estaba durmiendo, abrí los ojos y la lámpara se movía mucho. No me podía parar, desequilibrio, un mareo total. Nunca pensé que se movía tanto la tierra", Mercedes Martínez Ricci

"Ya me tocaron varios terremotos en México, pero como éste ninguno. A lo que no me acostumbro es a que cruje todo, no es el movimiento, es el crujido", Pablo Guzzo

"Al principio me sentí mareada. La lámpara daba vueltas fuertes, en círculos. Me costó mucho levantarme, salir de la cama. Se movía todo. Y me empezaron a temblar las piernas", Clara Rival

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas