Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Estrategias contra la pobreza: las microfinanzas buscan recursos para desarrollar su potencial

La cartera actual es de al menos $ 1800 millones; lanzan créditos a instituciones

Domingo 10 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

En la Argentina hay una cartera de microcréditos de por lo menos $ 1800 millones. Esa es la cifra de los préstamos en marcha otorgados por 54 instituciones con 75.904 clientes activos, según los datos del último mapeo realizado por la Red Argentina de Instituciones de Microcrédito (Radim). Más allá de esa información, que es la que pudo ser relevada y que permite estimar un monto promedio prestado por cada caso de $ 23.749, se estima que existen en realidad 300 entidades dedicadas a las microfinanzas, según afirman en Radim, con lo cual los montos y el número de personas alcanzadas son seguramente mayores.

Mucho más amplias aún resultan las proyecciones respecto de la cantidad de emprendimientos que podrían ser potenciales tomadores de créditos: "Las estimaciones sobre la cantidad de microempresas van de 1,3 millones a 3 millones; estamos alcanzando a menos del 10%, porque en los últimos años no llegó dinero de financiadores internacionales dadas las dificultades para reembolsar los préstamos, y a nivel local existieron pocas fuentes de financiación y no hubo políticas para incentivar el crecimiento", dice María Silvia Abalo, directora ejecutiva de Radim.

El sector de las microfinanzas apunta a otorgar ayudas a los sectores de menores ingresos para dar viabilidad y apuntalar proyectos productivos y para permitir mejoras en viviendas, en las condiciones de salud y en el acceso a la educación, según define Federico Wainhaus, gerente general del Foncap, una empresa privada con participación estatal, que hoy está presidida por el jefe de Gabinete del Ministerio de Finanzas, Pablo Quirno.

El Foncap da financiamiento de segundo piso (presta a las instituciones que, a su vez, prestan a los pequeños emprendedores) y tiene una cartera activa de $ 60 millones, con 30 prestatarios. Para fin de año se proyecta llegar a $ 90 millones. Los créditos se dan a una tasa Badlar más un diferencial que la lleva a aproximadamente 25% en el caso de las ONG y a 27% para sociedades anónimas. Dos años atrás, esta entidad hizo un informe sobre el potencial de los microcréditos y llegó a la conclusión de la existencia de al menos 4 millones de cuentapropistas en sectores de bajos ingresos.

En comparación con otros países de la región, se considera que en nuestro país hay aún escaso desarrollo de este sector. "En Perú, las microfinanzas representan el 10% de la intermediación financiera, con 4,5 millones de préstamos, a un promedio de US$ 2500 cada uno", contó el consultor peruano Luis Albinez, que participó en la jornada anual sobre el tema que desarrolló días atrás el Radim. Albinez dejó una conclusión que se refiere al otro rol que, dentro del sistema, pueden tomar quienes están en la población objetivo de estos préstamos: "Las microfinanzas han demostrado que los pobres tienen capacidad de ahorro y de repago de los créditos", apuntó, para describir el sistema de bancos comunales, que gestionan pequeñas cuentas de inversión, además de los microcréditos y otros productos, como microseguros.

Una modalidad que suele asumir el sistema es de la garantía solidaria: dentro de un grupo en el que se encaran proyectos personales, cada integrante es responsable por el compromiso asumido por los demás.

Desde el sector afirman que hoy el contexto ha mejorado. En la jornada del Radim, el presidente del Banco Nación, Javier González Fraga anunció que se lanzará una línea de préstamos de segundo piso para las instituciones. Según Abalo, el Foncap y la Conami (Comisión Nacional de Microcréditos, del Ministerio de Desarrollo Social) "acompañan activamente, si bien su fondeo es limitado". Además, dijo, regresó el financiamiento internacional. Y en lo local, "contamos con líneas de los bancos Ciudad y Galicia", completó.

"Entre los objetivos de la gestión del Foncap -afirma Wainhaus- están los de armar un sistema de calificación de instituciones, la innovación para el desarrollo, los servicios de consultoría para mejorar los procesos y la actividad de microseguros".

Para Abalo, "la tarea de las instituciones de microcrédito es acompañar al emprendedor integralmente" y procurar que, con el tiempo, puedan pasar a la economía formal.

Premio a la innovación

Hasta el 20 de este mes se reciben en www.premiofinc.com.ar postulaciones al premio FINC, del Foncap y el Banco Nación. El ganador obtendrá $ 150.000 y será reconocido con el Premio Interamericano a la Innovación Financiera y Empresarial del Fomin, por US$ 3000. Se convoca a emprendedores y organizaciones con proyectos inclusivos de innovación en microfinanzas.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas