Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Snowboard: cómo es el taller de wax room en el que se preparan las tablas de los competidores para la Copa del Mundo

Así como un tenista necesita encordar sus raquetas, los atletas de snowboard también requieren un trabajo esencial de preparación de sus instrumentos

Sábado 09 de septiembre de 2017 • 13:27
SEGUIR
LA NACION
0
Dos de los atletas atendiendo sus tablas para la competencia
Dos de los atletas atendiendo sus tablas para la competencia.

BARILOCHE.- El olor a cera quemada y pegamento fresco invade el lugar. Pese a tener una buena ventilación el ambiente, todo a su alrededor queda inundado por ese aroma. Tanto, que el cartel sobre la puerta de entrada "wax room" pareciera obsoleto. Pero, dentro de este cuarto, sucede la magia y se prepara el instrumento que hará que los mejores atletas de snowboard alcancen su objetivo.

Para esta primera serie de Copa del Mundo de Snowboard cross que se realiza este fin de semana en el Cerro Catedral, los mejores atletas del ranking mundial de la FIS (Federación Internacional de Ski) llegaron a Bariloche en busca de su mejor resultado y comenzar la suma de puntos clasificatorios para los próximos Juegos Olímpicos de Invierno en Corea. En esta búsqueda, los skiman son pieza clave.

Separados en diferentes cuadrados armados por las mismas tablas, cada snowman -término utilizado para su profesión- instala sus herramientas, pega su cartel identificatorio según su país para el que trabaja, monta su caballete y comienza a practicar su melodía. "La cocina secreta del deporte", "Donde sucede la magia", se describen.

Cada snowboarder trae consigo tres tablas vírgenes y sin fijaciones. Cada una fue armada en su interior con una mezcla de materiales adecuados para el tipo de pista sobre el cual se va a competir -con nieve, más dura; más fría, con más saltos-. Pero al momento de arribar al lugar de la competencia, son los skiman los encargados de investigar el tipo de pista, para ver su estado y poner su taller en acción. Para esta competencia, el clima frío hace que la pista sea dura y sumado a los saltos, la hace compleja y muy rápida.

El trabajo del skiman, hombre contratado por cada equipo nacional o muchas veces compartido entre dos o tres delegaciones, es quien según el estado de la pista encera la tabla y la moldea según cada necesidad. Muchas veces son los mismos atletas quienes los ayudan o trabajan sobre sus propias tablas, pero ellos supervisan y aconsejan.

Para el equipo argentino de snowboard cross es la primera experiencia con un skiman en competencia. Siempre fueron ellos los que realizaron el trabajo manual de preparación en todas sus tablas; incluso son los competidores con menos tablas: llevan dos cada uno.

Cepillo. Pulido. Pegamento. Cera. Es un procedimiento estándar, luego cada uno tendrá sus secretos, una técnica que no es revelada. Para cada paso, varios elementos son indispensables. Distintos tipos de cepillos: pelo largo, corto, duro y suave. Pulidora eléctrica o de mano. Pero la cera es la clave.

Para cada competencia la cantidad de cera que se le agrega a la tabla dependerá de las condiciones que imponga la pista. Esto le dará mayor velocidad y reacción al atleta. Este paso, en el que se derrite la cera sobre la tabla y luego se esparce, se repite con cada elemento, y luego, ya en la montaña, los skiman llevarán consigo un caballete y aplicarán, entre pasada y pasada, y según las necesidades, un líquido acelerador (parecido a un aceite) o cera en frío.

Es un trabajo que no tiene fin. Terminado el día de competencia, serán estos hombres los encargados de limpiar las tablas, quitar la cera y volver a repetir el procedimiento, o de hacer las modificaciones si hubo algún error o el atleta no se sintió a gusto.

Pero el atleta no está al margen. Son ellos los más curiosos e interesados por el estado de sus tablas, por lo que suelen pasar gran parte de su tiempo libre dentro del "wax room". Ayudan con los trabajos, supervisan, observan, hablan, se informan, y comparten experiencias con los demás equipos. Una gran familia reunida dentro del taller. Por esto también que muchos equipos comparten a su artesano.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas