Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

5 cosas que quizá no sabías sobre Atracción Fatal

A 30 años de su estreno, un repaso por algunas perlitas desconocidas de la película que puso a los casados a pensar dos veces antes de embarcarse en un romance clandestino

Lunes 11 de septiembre de 2017 • 00:15
0
La pareja protagónica de un clásico de los 80
La pareja protagónica de un clásico de los 80. Foto: Archivo

Hace 30 años se estrenaba uno de los thrillers más vistos y aclamados de todos los tiempos: Atracción Fatal. A la distancia, parece obvio que el cóctel tenía todo para convertirse en un exitazo, pero lo cierto es que no fueron muchos los que, en aquel momento, apostaron por el film que terminó recaudando más que ningún otro allá por 1987.

Para conmemorar los 30 años de su estreno, presentamos un listado de cinco cosas que vuelven aún más icónica a la película que puso a los casados a pensar dos veces antes de embarcarse en un romance clandestino.

1. Muchas gracias, pero no

Antes de que Adrian Lyne (Flashdance) aceptara hacerse cargo de la dirección, una veintena de colegas había declinado la invitación. Uno de ellos fue Brian De Palma , quien no estaba de acuerdo con la elección de Michael Douglas como el protagonista masculino del film.

Cuando finalmente Paramount convenció a Lyne de hacerse cargo del proyecto, fue Douglas quien puso el grito en el cielo. Cuenta la leyenda que el actor había tenido recientemente una mala experiencia con un director novel y, por eso, pretendía a uno más experimentado. Finalmente, se pusieron de acuerdo, pero todavía faltaba definir una pieza clave: quién interpretaría a la desequibrada Alex.

2. ¿Quién hierve el conejo?

cerrar

Para el papel de la sensual rubia que se enreda con el personaje de Douglas se tentó a decenas de actrices de la época. Isabelle Adjani, Faye Dunaway, Mia Farrow y Anjelica Huston, entre otras, leyeron el guión pero lo descartaron.

La angelical Sally FIeld confesó hace algún tiempo que en un principio se vio seducida por la propuesta, pero temió que la reacción de sus fans al verla hacer de "villana" no sería del todo buena. Kirstie Alley se involucró tanto con el proyecto que llevó a las reuniones un video casero (y real) de una mujer acosando a su entonces marido, Parker Stevenson, por la calle.

Fueron cuatro las que llegaron a audicionar antes de Glenn Close : Emma Thompson, Barbara Hershey, Debra Winger y Miranda Richardson. Sin embargo, la primera opción de los productores fue alguien muy diferente: nada menos que la cantante Diana Ross. Luego de que todas quedaran descartadas, fue Close quien se quedó con el papel que la consagró definitivamente.

3. Un lugar conocido

La casa de los Gallagher, un lugar conocido
La casa de los Gallagher, un lugar conocido. Foto: Archivo

El departamento en el que vive el matrimomio compuesto por Dan (Douglas) y Beth (Anne Archer) y en el que transcurre gran parte de la historia, ya había sido escenario de grandes pasiones.

Allí se había filmado un año antes parte del que sería el thriller erótico por excelencia: 9 semanas y media, dirigida, también, por Adrian Lyne. En rigor, en aquella historia estrenada un año antes, ese era el lugar en el que vivía Elizabteh (Kim Bassinger).

4. Alex, una incomprendida

Glenn Close, en su rol consagratorio
Glenn Close, en su rol consagratorio. Foto: Archivo

La interpretación de Glenn Close como Alex Forrest quedó séptima en el ranking del AFI (American Film Institute) de los 100 mejores héroes y villanos de los últimos 100 años. Sin embargo, la actriz aseguró en 2013 que si tuviera que ponerse hoy en la piel de ese personaje, lo encararía desde un lugar totalmente distinto. Close considera que el éxito de la película pudo haber contribuido a fortalecer el estigma que llevan las personas que padecen problemas mentales.

"Leería ese guión de forma totalmente diferente", aseguró. Y contó, además, que si bien ella en su momento tuvo dudas al respecto, fueron profesionales de la psiquiatría quienes le marcaron el rumbo de su interpretación. "Lo asombroso fue que en mi investigación hablé con dos psiquiatras. Ninguno de ellos me dijo que lo que padecía Alex era un trastorno mental. Nunca mencionaron, si quiera, la posibilidad de que fuera ese factor el que condicionara su comportamiento. Por supuesto, sería lo primero que se me ocurriría ahora", confesó.

5. Dos finales y una inesperada escena de riesgo

Un final perfecto para un thriller exitoso
Un final perfecto para un thriller exitoso. Foto: Archivo

Aquel dramático desenlace que quedó en la película no fue el que inicialmente se filmó. Luego de testear Atracción fatal en un grupo reducido de espectadores, muchos de ellos se mostraron disconformes con el final.

Aún más dramático que el que finalmente quedó, ese final dejaba abierta la historia: Alex ponía en un cuchillo las huellas digitales de su amado y se suicidaba con esa misma arma. Sin embargo, la audiencia prefirió ver a Beth haciendo justicia y quitándose de encima para siempre a la "acosadora" de su marido.

Durante la filmación de una de esas escenas finales, la cabeza de Glenn golpeó fuertemente contra un espejo. Fue trasladada a un hospital y fue allí que la actriz descubrió que estaba embarazada de unas pocas semanas de la que sería su primera y única hija, Annie Starke. Según contó mucho tiempo después, ver el final de la película la llena de angustia debido al riesgo que corrió, sin saberlo, en ese momento.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas