Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

De los lectores: cartas & mails

Domingo 10 de septiembre de 2017
0

Carta de la semana

El peso de las palabras

En estos días escuché y leí a muchas personas que decían que estábamos en una dictadura. Me duele, como argentina, que se digan palabras tan fuertes con tanta liviandad. No hace falta haber vivido una dictadura para saber el horror que ello significó. Porque hubo personas que desaparecieron de sus casas, familias rotas para siempre, porque dar una opinión crítica era imposible e incluso pensar diferente estaba prohibido. Más aún, manifestarlo. Por eso me sorprende e impacta que se use la palabra "dictadura" así no más. Podemos estar a favor o en contra del actual gobierno, somos libres de decir lo que se nos ocurra, pero ¿hablar de dictadura de esa manera?

Como sociedad tendríamos que tomar más conciencia del uso de las palabras y recordar nuestra historia como país. Detenernos a pensar en lo que estamos a punto de decir, repasar el significado de lo que queremos expresar y si realmente se adapta al presente.

Ana Lucila Pelazzo

DNI 39.743.717

El caso Maldonado

Para ocultar

Al igual que la mayoría de los ciudadanos que abogamos por un país democrático, con una Justicia independiente, respetando el derecho del otro, pero defendiendo con uñas y dientes el derecho que nos corresponde con el aval de nuestra sabia Constitución, queremos que la desaparición de Santiago Maldonado se esclarezca rápidamente, para terminar con las dudas de un tema tan importante que se ha insertado en la opinión pública y que los defensores de los derechos humanos y los opositores al Gobierno han tomado como bandera para utilizarlo en su contra escasos días antes de las elecciones de octubre. Pero considero importante también que la Justicia proceda y condene como corresponde a los responsables de haber utilizado al Estado durante la gestión kirchnerista para enriquecerse sin límites. La prioridad es conocer el paradero de los miles de millones de dólares que desaparecieron en el anterior gobierno, mediante negociados amparados en la impunidad y avalados por una Justicia corrupta, que dejaron al país en la miseria total.

Que Maldonado aparezca es lo que todos pretendemos. Pero que no se utilice su presunta desaparición para tratar de ocultar hechos de corrupción de tal magnitud que la Justicia tarde o temprano deberá sentenciar de acuerdo con la ley.

Juan Carlos Santamarina

DNI 4.315.917

Comunicación

El Gobierno hizo, hace y hará todo lo posible para encontrar a Santiago Maldonado con vida y esclarecer lo ocurrido. Que haya comunicado mal sus movimientos no significa que los haya hecho mal. En cambio, la oposición, particularmente los K, comunicaron bien sus críticas. Quizá demasiado bien y eso puede volverse en contra de ellos por haber evidenciado que el paradero y la vida de Maldonado les importan poco, pero difamar al Gobierno les importa muchísimo.

José Deym

Ícono

Hace un mes que la desaparición de Santiago Maldonado, que era un total desconocido, ocupa las tapas de los diarios y es el tema recurrente de programas de radio y televisión. También es motivo de marchas, violencia y acusaciones al Gobierno. Cristina está logrando su objetivo. Se mantiene en el candelero ya no tanto por los juicios en su contra, sino por las reivindicaciones populares, a la vez que se instala la idea de un gobierno represor, que, de tanto machacar, algunos terminarán por creer. Periodistas y políticos reconocidos -opositores a los K- adhieren al postulado de que, de no solucionarse el tema, Patricia Bullrich debería renunciar, algo que no se pidió al ministro de turno por la desaparición de López -testigo importante en el caso Etchecolatz- ni por la muerte -con una fuerte sospecha de asesinato- del fiscal Nisman. Incluso han logrado instalar el tema como "desaparición forzada" en las primeras páginas de los diarios europeos y en las Naciones Unidas.

Maldonado, de ignoto personaje a ícono antisistema.

Jorge A. Clariá

DNI 4.273.663

Limpieza ciudadana

Voté a este gobierno y lo seguiré apoyando, pero pienso, como muchos, que Rodríguez Larreta se ha equivocado al mandar a limpiar la Plaza de Mayo y sus adyacencias a ciudadanos voluntarios. Lo tendrían que haber hecho los detenidos que causaron esos destrozos. No es posible que los que pagamos los impuestos tengamos encima que limpiar lo que ensucian personas empecinadas en dañar los símbolos de nuestra historia. Me duele el alma ver el Cabildo y la Catedral siempre hechos un asco. Por favor, que la próxima vez -aunque espero que no la haya- sean ellos los encargados de la limpieza.

Fernando José Fondevila

ferfondevila@hotmail.com

Involucrarnos todos

Es evidente que ante la proximidad de las elecciones legislativas de octubre hay una clara intención de desestabilizar al Gobierno. Los desmanes ocurridos el pasado viernes así lo demuestran. Es lamentable que sigan prevaleciendo intereses sectoriales a los intereses nacionales. Apostar al caos asusta a la gente y genera una mala imagen del país en el exterior. Sin esfuerzo, se aleja la posibilidad de la alegría del reencuentro entre todos los argentinos. Y en ese esfuerzo debemos involucrarnos todos.

Carlos Alberto Castriota

DNI 10.627.447

Ignacio Ezcurra

Leí la evocativa y conmovedora nota de José Claudio Escribano dedicada a "Dos periodistas en el recuerdo". Lamentablemente, no tuve oportunidad de conocer a Eduardo Abella Nazar, pero sí el gusto de tratar a Ignacio Ezcurra. Nuestro primer encuentro coincide con la acertada descripción de Ignacio como "veterano de muchos viajes a dedo", porque a sus 17 o 18 años llegó con dos amigos, en uno de esos viajes, a Nueva York. Nuestro embajador ante las Naciones Unidas, Mario Amadeo, que tenía amistad con familiares de los jóvenes viajeros, los invitó a almorzar en su residencia. Como yo cumplía en la embajada mi primer puesto en el exterior, fui el quinto comensal de ese almuerzo, cuya sobremesa se hizo larga e interesantísima.

Nueve años más tarde, mientras me desempeñaba como consejero cultural y de prensa en nuestra embajada en Washington DC, me visitó Ignacio Ezcurra, ya periodista de LA NACION, para contarme con fruición, sabiendo que yo seguía haciendo periodismo, que partía para Vietnam. Por supuesto, charlamos largamente sobre esos años transcurridos y yo obviamente hice hincapié en lo que significaba transformarse en un verdadero corresponsal de guerra, con todos los peligros que ello implicaba. Pero nada ni nadie podría haber disuadido a Ignacio de la misión que se había impuesto. Así fue como despedí con gran afecto, admiración y preocupación a ese "larguirucho de 28 años", como lo describe Escribano. Por eso, su temprana muerte en plena acción periodística me resultó muy dolorosa y nunca dejé de recordarlo, como acaba de hacerlo Escribano en su estupenda nota.

Albino Gómez

albinogomez@gmail.com

Estatua de Colón

Estimado señor Durán Barba, si usted desea que sus clientes de Cambiemos obtengan muchos más votos en las próximas elecciones, sugiérales que vuelvan a emplazar la estatua de Cristóbal Colón en el mismo lugar que estaba. No dude de que contará con el beneplácito de la gran colectividad italiana y española en la Argentina, sobre todo en la población de mayores de 70 años, que concurrirían al acto comicial sumamente motivados.

Patricio J. M. Ferreiro

DNI 11.046.994

Boletas vencidas

En forma repetida, el gobierno de la ciudad envía a los propietarios de viviendas las boletas de AGIP (ex ABL) con fechas posteriores a las que se indican en ellas como primer vencimiento. Como consecuencia de ello, los destinatarios se ven obligados a pagar otro importe superior, el que corresponde a la segunda fecha de vencimiento. Si se tiene en cuenta que esto ocurre con las boletas de miles de propietarios, es evidente que esto le genera al gobierno porteño mayores ingresos. Y también que las autoridades parecen guiarse únicamente por la intención de recaudar y olvidan que están procediendo mal al permitir esos atrasos y obligar a los que quieren pagar en término a retirar los comprobantes respectivos en sus centros de atención.

¿Esto es intencional o irresponsabilidad?

Rubén Pascual

DNI 4.118.395

En la Red

Facebook

La Argentina vuelve a exportar biodiésel a Europa

"Hay que apuntarlea Europa, es un mercado alucinante para nuestros productos"

Máximo Simonelli

"Un paso más en la dirección correcta"

Ignacio Giménez

"Buenas noticias, exportar trae beneficios al país y no como se hacía antes, expropiar y robar al Estado. Nunca más delincuentes al poder"

Adriana L. Sánchez Figueroa

"Sólo exportando se sale del déficit"

Janiné Rodrigué

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.aro a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas