Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los editores en la era Netflix

Discutieron estrategias y el arduo futuro del sector

Domingo 10 de septiembre de 2017
0

"Si tuviera cien millones para invertir en la editorial, los destinaría a averiguar qué quiere el consumidor", dijo el miércoles pasado Javier López Llovet, CEO de Penguin Random House en "El futuro de la edición", primer coloquio internacional para editores organizado por Trini Vergara, del sello V&R, en el Centro Cultural Kirchner. Esa expresión caracterizó parte de las presentaciones de los invitados. Cinco invitados extranjeros y cuatro argentinos abordaron dos ejes de interés y preocupación para el sector editorial: tecnología y exportaciones. La primera, según Daniel Benchimol, parece representar una amenaza para un sector algo anclado en la tradición.

"Se leen negativamente las cifras vinculadas con el libro digital", dijo el director de Proyecto 451 a la nacion. No fue el único postulado que se puso en duda: el brasileño Carlo Carrenho, director de la revista PublishNews, afirmó que Amazon no era un enemigo de la industria editorial. "Su llegada a Brasil obligó a mejorar la productividad de librerías y editoriales", sostuvo.

¿Es Netflix el enemigo? "Los editores pelean por no perder su espacio en el ocio de las audiencias", señaló el mexicano David Pemán, consultor de la empresa Nielsen. El bilbaíno Javier Celaya, creador de Dosdoce.com, fue categórico: "El sector debería preocuparse por el cliente final, que es el lector, y no tanto por la competencia". Quizás la voz cantante de la postura tradicional la llevó el editor más joven presente en el coloquio. Diego Rabasa, de la editorial mexicana Sexto Piso. "Editores y libreros formamos el gusto", indicó. ¿Acaso los lectores de la época le hubieran dado like a la obra de Kafka? Amazon y otras plataformas facilitan la autopublicación, que según Benchimol ya ronda el 35% del total de libros publicados en el mundo.

Un debate convocó al final a todos los participantes. El intercambio fértil de puntos de vista permite avizorar un futuro con menos queja y autoconmiseración que, en opinión de Rabasa, son dos atributos típicos de editores de todos los tiempos.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas