Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Promueven el uso de la vigilancia electrónica

Analizan incluir a más detenidas en programas de reinserción social

Domingo 10 de septiembre de 2017
0

El uso de las tobilleras para vigilancia electrónica es una de las alternativas analizadas para aliviar la situación de las mujeres detenidas en causas vinculadas con el narcotráfico. Esa posibilidad es estudiada tanto por las autoridades nacionales como por los funcionarios bonaerenses, según explicaron fuentes que están al tanto de los planes en ambos distritos.

El Gobierno impulsa varios programas para mejorar la calidad de vida de esas personas privadas de su libertad, al considerar que es menor el riesgo que pueden provocar en la sociedad. Desde la capacitación en políticas de género para los agentes del Servicio Penitenciario Federal (SPF) hasta la utilización de los sistemas de monitoreo electrónico para favorecer la reinserción social de las mujeres detenidas por delitos de droga, el Estado busca dar una respuesta positiva frente a la situación de mujeres que cometieron su primer delito al involucrarse en forma mínima con las redes de tráfico.

Más de 1000 agentes del SPF participaron de los talleres dictados por la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. En esos encuentros se procura dotar a los guardias de prisiones de herramientas conceptuales necesarias enfrentar casos desde una mirada de género.

Por otra parte, se autorizó el uso de tobilleras electrónicas a 148 mujeres del sistema carcelario federal, dentro de un programa de asistencia a personas bajo vigilancia electrónica. De esa cantidad, el 90% representa a madres con hijos. El objetivo es dar a la problemática un abordaje psicosocial, con el objetivo de favorecer la reinserción y reducir el reingreso en el sistema penal.

En tanto, para mejorar las condiciones de vida de las reclusas y cambiar el paradigma del tratamiento penitenciario, el Ministerio de Justicia avanza con un plan de obras que prevé duplicar la cantidad de plazas en 2021 y, además, se desafectarán las unidades más antiguas.

Según los datos de la Procuración Penitenciaria Nacional se encuentran detenidas en el sistema federal 852 mujeres, de las cuales 34 están alojadas con sus hijos y otras 13 se encuentran embarazadas. En 2012 se registraron 75 reclusas alojadas con hijos o durante embarazos.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas