Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Alertan sobre torturas y maltratos en las cárceles

La Procuración Penitenciaria expuso datos sobre 343 casos de abusos contra presos

Domingo 10 de septiembre de 2017
0

Al menos 343 casos de maltratos y torturas en las cárceles federales de todo el país se registraron en el primer semestre del año, lo cual derivó en la presentación de 120 denuncias ante la Justicia, según un informe de la Procuración Penitenciaria de la Nacion (PPN).

Los datos surgen del último estudio que el organismo dio a conocer luego de que el titular del área, Francisco Mugnolo, se presentase el miércoles pasado en el Senado, donde consideró que "es gravísima" la situación de los penales federales y advirtió que el Estado tendrá que "afrontar en poco tiempo un serio problema".

El penal donde se registraron mayor cantidad de casos es el Complejo Federal Penitenciario I (Ezeiza), con 92 hechos; seguido de la cárcel de Marcos Paz, con 40 denuncias; la Unidad 4 de Santa Rosa, La Pampa, 35; el complejo de mujeres de Ezeiza, 32; la cárcel de Villa Devoto, con 28 y el anexo del Complejo Federal de Jóvenes Adultos de Ezeiza, con 19.

"Las cosas que pasan en la cárcel son tremendas, cuesta pensar que no podemos resolver esta cuestión. En las cárceles se tortura y por eso no es cierto que en la Argentina no se tortura", aseguró el funcionario, quien opinó que "hay todo un movimiento que pretende replantear la gestión de la cárcel y eso se debe coordinar con una acción legislativa".

El informe indicó que "la cantidad de casos de agresiones físicas registrados por la PPN no pretende representar el volumen de la violencia penitenciaria habida cuenta de la llamada cifra negra".

En cuanto a la evolución histórica de la violencia dentro de las cárceles, de acuerdo al estudio pasaron de 197 hechos en 2009 a 606 el año pasado, aunque el pico máximo se registró en 2014 con 823 casos, según consignó la agencia Télam.

Si bien no hay datos de este año, también se recordó que entre 2009 y 2016 se notificaron 152 muertes por causas violentas en las cárceles y que el año pasado se produjeron 14.

Presentación en el Senado

Al hablar en el Senado, Mugnolo sostuvo que se han registrado "nueve muertes por ahorcamiento" en prisiones federales en los últimos meses y precisó que hubo casos de reclusas que han fallecido de esa manera, una práctica que hasta ahora -aclaró el procurador penitenciario- no se detectaba en la población carcelaria femenina.

Otros datos del informe ratificaron una tendencia que se mantuvo en los últimos meses: el crecimiento de la población penitenciaria a niveles histórico. En el segundo trimestre del año el número de detenidos en prisiones federales alcanzaba a 11.531 internos, mientras que en 2014, por ejemplo, era de 9800.

El informe atribuyó la denominada "inflación penitenciaria" al uso sistemático de la prisión preventiva, la baja utilización de las medidas alternativas a la cárcel, la reducida aplicación de libertades anticipadas y la presión de la opinión pública en los actuales debates acerca del binomio seguridad-inseguridad, entre otros indicadores.

Para la PPN, las proyecciones futuras de este fenómeno "resultan poco auspiciosas" teniendo en cuenta la sanción de la norma que modificó la ley de Ejecución Penal, que impide acceder a salidas transitorias, semilibertad, libertad condicional y libertad asistida a los condenados por homicidios y robos agravados, secuestro seguido se muerte, delitos sexuales, tortura seguida de muerte y trata de personas.

El informe también recogió datos que se mantuvieron iguales en los últimos años: el 60% de los detenidos se encuentra cumpliendo prisión preventiva y sólo el resto tiene condena firme, lo que significa que sólo 4 de cada 10 presos tiene una sentencia confirmada.

Las autoridades nacionales y provinciales afirman, por su parte, que esa diferencia entre la cantidad de procesados y condenados tiene que ver con el extenso tiempo demandado hasta la resolución firme de un caso en la última instancia de apelación. Por eso consideran que una proporción importante de los presos considerados como procesados en realidad recibieron una sentencia de prisión al menos en un primer tribunal.

Para mejorar las condiciones de habitabilidad de las prisiones, el Gobierno lanzará antes de fin de año un plan de construcción de cárceles, iniciativa que dependerá de un aporte de recursos del sector privado, estimado en mil millones de dólares.

Catorce casos de muertes

Fallecimientos en prisión

Según el informe que la Procuración Penitenciaria de la Nación elevó el miércoles pasado al Senado, durante 2016 se registraron en las unidades carcelarias federales 14 muertes que, al menos, pueden ser calificadas como dudosas.

Preocupación

El procurador penitenciario, Francisco Mugnolo, informó a los senadores que "en los últimos meses" se notificaron nueve muertes por ahorcamiento en las cárceles. Incluso se conocieron casos de mujeres fallecidas de esa forma, algo que no es habitual.

Antecedentes

Entre 2009 y 20016 se registraron 152 muertes violentas en las prisiones.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas