Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Fórmula 1 en Argentina: por qué antes falló el retorno y ahora sí puede concretarse

Las gestiones anteriores chocaron tanto con barreras económicas como políticas

Lunes 11 de septiembre de 2017 • 13:03
SEGUIR
LA NACION
0
El anuncio de CFK para la F1 en la Argentina
El anuncio de CFK para la F1 en la Argentina. Foto: Archivo

Cuando el 12 de abril de 1998 la bandera a cuadros cayó sobre la Ferrari victoriosa de Michael Schumacher, nadie hubiera imaginado que la Fórmula 1 no retornaría a la Argentina en lo inmediato. Un contrato leonino y dificultades con la legislación antitabáquica en la ciudad -cuyo gobierno encabezaba por entonces Fernando de la Rúa- sacaron al Gran Premio del calendario de 1999, en la época en la que las tabacaleras todavía aportaban la mayor parte del dinero que engrasaba los fierros de la F.1.

Así se cerraba el tercer ciclo del Gran Premio, cuyas 19 ediciones se habían disputado en los periodos 1953-1960 (con ausencia en 1959), 1972-1981 (sin carrera en 1976) y 1995-1998.

Desde entonces se sucedieron intenciones, algunas tímidas, otras más formales, que normalmente chocaban con la aversión de Bernie Ecclestone, el zar de la Fórmula 1 a lo largo de casi 40 años, por la informalidad de los negociadores argentinos.

El anuncio de Cristina, anticipando el regreso de la F1 para noviembre de 2013

cerrar

Por eso sorprendió el anuncio que la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner realizó en marzo de 2012, proyectando el regreso para fines de 2013 en un circuito callejero en Mar del Plata. Se proclamó la firma de un contrato por tres años para mayo de aquel año, pero en el GP de Mónaco, durante aquel mes, Ecclestone afirmó a la agencia dpa: "No he visto ningún contrato y no hay nada firmado. No tengo ni idea. ¿Con quién hay que hablar?". En Buenos Aires le contestó el empresario Fernando Moya, titular de la compañía Time4Fun (T4F): "Tuve cuatro reuniones con Ecclestone, le entregué las cartas del gobierno con las propuestas. Ya sabe que nosotros vamos a encargarnos de organizar la carrera, pero presiona con las declaraciones".

12 de Abril 1998, Michael Schumacher celebra en el Gran premio de la Argentina
12 de Abril 1998, Michael Schumacher celebra en el Gran premio de la Argentina. Foto: Archivo

Las negociaciones se trabaron por dos motivos: uno económico ("No es lo mismo pensar en invertir 15 millones de dólares como pensamos cuando se habló de volver a tener F-1, y que después salgan pidiendo 90 millones" decía el entonces ministro de Turismo Enrique Meyer en junio de 2013) y otro político: el gobierno nacional kirchnerista no quería darle la carrera a la ciudad de Buenos Aires que ya regía el macrismo. Y Ecclestone aceptaba negociar el regreso con una sola condición: la carrera tenía que hacerse en Buenos Aires. Nada de Mar del Plata o el autódromo de Termas de Río Hondo, el más moderno del país.

Las actuales gestiones para el retorno arrancaron en el 2014, con una reunión de más de dos horas en el icónico edificio de 6 Prince's Gate, en South Kensington (Londres), el cuartel general de Ecclestone. En la comitiva argentina figuraron Marcelo Fígoli, el titular de Fénix Entertainment Group, que reemplazaba a T4F, y Federico Gastaldi, un argentino residente en Inglaterra que en 2014 y 2015 había sido el "team principal" (director deportivo) de la escuadra Lotus (ahora Renault). El manager inglés pidió entonces lo que asistentes a la reunión calificaron como "una cifra razonable" para comprometer a la Argentina en el calendario mundial.


Las actuales gestiones para el retorno arrancaron en el 2014, con una reunión de más de dos horas en el icónico edificio de 6 Prince's Gate, en South Kensington (Londres), el cuartel general de Bernie Ecclestone

Las gestiones permanecieron más o menos congeladas durante 2015, entre otros motivos por la campaña electoral a la presidencia de la Nación: no había forma de asegurar respaldo oficial a las negociaciones con un gobierno saliente.

Se retomaron en la segunda mitad de 2016, con el respaldo de la administración actual; la salida de Ecclestone, corrido de la Fórmula 1 a principios de este año por los nuevos dueños de la especialidad, Liberty Media, no complicó las conversaciones. Según contaron a la nación, el cambio de conducción no implicó alteración en los términos económicos establecidos oportunamente. La concreción de la carrera dependerá ahora de la remodelación del autódromo, ya que el pago del derecho para traer a la F.1 estaría acordado.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas