Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Empezó a desarmarse el Partenón de Minujín en Kassel

La de los "libros prohibidos" fue la mayor obra en Documenta

Empezó a desarmarse el Partenón de Minujín en Kassel. Foto: AP / Jens Meyer
Empezó a desarmarse el Partenón de Minujín en Kassel. Foto: AP / Jens Meyer
Empezó a desarmarse el Partenón de Minujín en Kassel. Foto: AP / Göran Gehlen
Empezó a desarmarse el Partenón de Minujín en Kassel. Foto: AP / Göran Gehlen
Empezó a desarmarse el Partenón de Minujín en Kassel. Foto: AP / Göran Gehlen
Empezó a desarmarse el Partenón de Minujín en Kassel. Foto: AP / Jens Meyer
Empezó a desarmarse el Partenón de Minujín en Kassel. Foto: AP / Göran Gehlen
Empezó a desarmarse el Partenón de Minujín en Kassel. Foto: AP / Jens Meyer
Empezó a desarmarse el Partenón de Minujín en Kassel. Foto: AP / Jens Meyer
Empezó a desarmarse el Partenón de Minujín en Kassel. Foto: AP / Göran Gehlen
Lunes 11 de septiembre de 2017
0

"Los invito a ser testigos del inicio del desarme de la obra más grande alguna vez realizada en la historia de todas las Documenta", declaraba Marta Minujín en el comunicado en el que se anunciaba que ayer se iniciaba el proceso de "deconstrucción" de El Partenón de Libros Prohibidos, la estructura de hierro y 70.000 libros presentada en Documenta 14 de Kassel.

Este proceso se inició el sábado, con la convocatoria a habitantes de Kassel y el público asistente, invitado a leer en distintos idiomas alguno de los 5000 títulos de libros prohibidos contenidos en El Partenón. Ayer, los asistentes tuvieron la posibilidad de iniciar, junto con la artista, la última fase de su "proceso de arte en progreso y arte de participación masiva" y, desde ese mismo día hasta el 17 de octubre, podrán llevarse un ejemplar hasta culminar la desaparición física del Partenón.

"Mi intención es que cada uno pueda llevarse un mensaje de paz, diversidad y grandeza conceptual", finaliza.

Su Partenón, creado en 1983 para celebrar el regreso de la democracia a la Argentina, adquirió este año un significado auténticamente planetario, en un mundo lacerado por los populismos, los integrismos y la violencia.

La imponente instalación de metal, de 35 x 70 x 22 metros, ubicada al aire libre en el centro de la gigantesca Friedrichsplatz, frente a la entrada de la muestra, es la gran estrella de la exposición. Poco a poco quedó cubierta por 55.000 libros que alguna vez fueron censurados. La Universidad de Kassel es -por azar- la institución que tiene el catálogo de libros prohibidos más completo del mundo. En la inauguración de Documenta 14, Minujín había cedido los derechos de los 70.000 libros de su Partenón al presidente alemán Frank-Walter Steinmeier, para que pudiera distribuirlos entre la gente sin recursos.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas