Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Realidad virtual

Lunes 11 de septiembre de 2017
0

Esta vez, en lugar de fútbol, la pantalla del bar de la esquina está dominada por escenas brumosas del huracán que avanza sobre el centro de Miami. Señal inequívoca de que televidentes de medio planeta están pasmados ante este evento extremo que asombra, cautiva e inspira fantasías apocalípticas.

Enviados especiales de los canales de noticias se aventuran a la intemperie para medir las violentas ráfagas que azotan palmeras, playas, yates y rascacielos. Describen, en clave de drama meteorológico, los estragos que promete infligir el viento desatado a su paso por la ciudad. Y como si esto no bastara, imágenes satelitales en movimiento le toman el pulso a la furia eólica con una fidelidad sin precedente. Mientras tanto, el cielo gris se desploma a baldazos sobre Buenos Aires. Familias de Quilmes se desesperan por el desborde de arroyos cercanos, las calles de Bernal se inundan, igual que una amplia zona de La Pampa y parte de la provincia de Buenos Aires. Pero mientras duran las imágenes de TV, como en un singular Truman Show, nuestra realidad cercana está dominada por la naturaleza desbocada de Miami. Leo un tuit de Daniel Molina: "Para la mayoría de nosotros, la verdadera vida es la vida que no vivimos" (Oscar Wilde).

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas