Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Que siga la fiesta

Lunes 11 de septiembre de 2017
0
Foto: Reuters / Jon Nazca

No lo pudo la crisis. Tampoco la furia contra el turismo masivo ni la barbarie de la amenaza terrorista. De momento, nada desplaza a España del imaginario de disfrute, tierra soleada y fiesta interminable donde hace rato la colocó el resto de Europa (y algún continente más). Allí están ellas. Quizás españolas, pero muy probablemente alemanas, inglesas, noruegas. Exultantes y cool. Impecablemente embadurnadas del aceite y las pinturas negras que son la marca del Festival de Cascamorras, parte de la agenda festiva de septiembre en Granada. Son varios días de citas tradicionales, tambores y muchedumbres tiznadas. Hay recuerdos del medioevo, salvajismo prudente, regreso acotado a las mieles de la infancia: ese indefinible placer del enchastre, las manos en la masa. Y el amarillo de los anteojos pop, las remeritas al tono, la risa que desborda. Aun pasteurizada por la industria del turismo, la Fiesta insiste. Está muy bien que lo haga.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas