Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Una apuesta imperfecta por la paz

Lunes 11 de septiembre de 2017
0

CARTAGENA.- ¿Las palabras del Papa se las llevará el viento o calarán hondo y lograrán consolidar el proceso de paz que tanto ha polarizado a Colombia, país desgarrado por más de 50 años de conflicto?

Es la pregunta del millón para los colombianos, que ayer despidieron con todos los honores al Papa, que evidentemente conquistó sus corazones.

Orgullosos de ser el único país de América latina que ha visitado en forma exclusiva por intensos cuatro días, en los que no hizo más que proponer el cristianismo -el perdón, la reconciliación- como receta para avanzar en un proceso de paz que ha dividido al país, muchos se ilusionan con que el "efecto Francisco" pueda realmente traducirse en un futuro de paz y estabilidad. "Hay un optimismo generalizado, la gente está muy entusiasmada; en estos días el Papa conquistó a Colombia y el país demostró que tiene mucha fe y que todavía se deja inspirar, motivar... No estamos muertos como sociedad", comentó a la nacion José Alberto Mojica Patino, analista de El Tiempo, de Bogotá.

"Pero ahora el mayor reto es que el mensaje trascienda y signifique un cambio en la sociedad", agregó. "También Pablo VI, en 1968, y Juan Pablo II, en 1986, hicieron reflexiones importantes sobre inequidad social, derechos humanos, tenencia de tierras, porque en Colombia pertenece a unos pocos, mientras que la mayoría no tiene nada, hablaron de violencia, y no fueron escuchados", recordó.

Analistas de televisión y radio locales, que transmitieron en vivo y con inmensa audiencia todos los eventos papales, no tienen duda de que el Papa produjo un impacto emocional y espiritual enorme.

El "efecto Francisco" fue tal que hasta logró que el líder de las ya disueltas FARC, Rodrigo Londoño, alias "Timochenko", le enviara al Papa una carta pidiendo perdón, lo que demostró, en principio, que estaban escuchando su mensaje.

Pero hay dudas. El año que viene hay elecciones. Y si ganara el candidato del ex presidente colombiano Álvaro Uribe -máximo opositor al acuerdo de paz-, podría colapsar el proceso en curso con los ex guerrilleros.

"Si bien hay un sector político -minoritario pero con mucho eco y presencia en los medios de comunicación- que no le apuesta decididamente a la paz, la presencia del Papa es una clara invitación a buscar caminos de perdón y reconciliación", dijo a la nacion Alexander Buendía, profesor de la Universidad del Cauca.

"Creo que este sector, que ha demostrado mucha terquedad, hará oídos sordos al mensaje del Papa. Y eso prolonga el estado de polarización del país. Pero tengo la esperanza de que en la mayoría el mensaje sí calará favorablemente. Creo que, como dijo el Papa, «debemos vencer la comprensible tentación de la venganza». Sólo así podremos construir un nuevo país. Creo que estamos dando los pasos en este sentido, creo que somos más los que queremos la paz, así sea imperfecta. Y es preferible una paz imperfecta a una confrontación permanente", indicó Buendía.

"Es curioso -agregó-; eso lo entienden perfectamente las víctimas, y por eso son ellas quienes más apuestan a la paz. Aun así hay voces que prefieren volver a la confrontación para buscar una derrota militar del enemigo. Pero eso nos podría tomar otros 50 años."

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas